X

Rompió el silencio la última persona que vio a Sofía Herrera: “El hombre que se la llevó estaba en la ruta”

Se trata de Néstor, quien tenía 6 años cuando presenció cómo un hombre se llevaba a la nena de 3 de un camping de Tierra del Fuego. Difunden por primera la foto del principal sospechoso.

Néstor tenía 6 años cuando presenció cómo un hombre se llevó a la nena a la fuerza.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 08/09/2020 11:00
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Sofía Herrera tenía 3 años cuando desapareció el 28 de setiembre de 2008 en el campaing John Goodall, ubicado a 59 kilómetros al sur de Río Negro. Sus padres, María Elena y Fabián Herrera habían decidido ir a pasar el día junto a Noemí Elizabeth “Paloma” Ramírez y Silvio Giménez, quienes a su vez estaban con sus hijos de 2 y 9 años. También iba el hermano de “Paloma”, Néstor, de 6 años y único testigo del hecho.

A pesar de su corta edad, Néstor pudo reconstruir tres veces en distintos años la cara del sospechoso mediante un retrato hablado. En las tres veces su descripción fue idéntica, al igual que sus declaraciones. Sin embargo, su testimonio no fue tenido en cuenta porque lo consideraron “poco sólido”.

Ahora, 12 años después, la Justicia pidió la captura internacional de un sospechoso y difundió su foto: se trata de José Dagoberto Díaz Aguila, apodado “Espanta la Virgen”, un jornalero de nacionalidad chilena nacido en Castro, zona de Chiloé, con DNI argentino y de 51 años de edad: se lo vincula a la desaparición de Sofía Hererra, ocurrida en Tierra del Fuego en septiembre de 2008.

“Ese hombre que se la llevó estaba en la ruta y nada que ver con el camping”, contó el joven, hoy de 18 años, en declaraciones a Radio Fuegina. Se trata de la primera vez que Néstor habla en público.

“Mucho no me acuerdo porque pasaron bastantes años, sobre todo por la edad que tenía. Me acuerdo que habíamos ido a un día de camping con la familia y que pasó lo que pasó: en un momento salimos a buscar leña y Sofía se había apartado, yo fui con ella y pasaron todas las cosas”, comentó Néstor a los periodistas fueguinos.

Ante los medios, el joven continuó con su relato: “La seguí y pasó lo del señor, no sé si decirle señor, pasó tal cosa y yo fui a avisar. Fui desalentado. Era muy chiquito, tenía menos conciencia que ahora. Vi algo complicado”.

Además, el joven admitió que  convive con cierta culpa: “Cargás con mucho porque sentís como una carga de peso bastante grande porque te sentís responsable, una culpa bastante grande. Ya no se puede arreglar. Son otros tiempos y pasó lo que pasó”, reconoció.

No obstante, sostuvo que con el “transcurso de los años uno se va olvidando” de lo que pasó. “Hay que vivir con la culpa de lo sucedido y no vivir con la mente pensando permanentemente en eso. Siempre que sale en las noticias te acordás de esos momentos malos. Le podría haber pasado a cualquiera”, contó sin dar detalles de lo que vio exactamente.

Respecto del culpable de la desaparición de Sofía, Néstor manifestó: “Espero que esta persona sea encontrada. Tantos años, tantas cosas que pasan, tantas cosas malas. Estaría bueno que lo encuentren y que se haga justicia”.

Díaz Águila, el sospechoso de haber raptado a Sofía Herrera

La Justicia llegó a la imputación de Díaz Águila por el testimonio de un suboficial de la policía de Tierra del Fuego, que participó de los primeros rastrillajes para dar con Sofía en 2008 y por la descripción que brindó Néstor. “El nene nunca mintió. Dijo lo mismo el primer día y 12 años después”, dijeron los investigadores a Infoabe.

Incluso, cuestionaron que no se haya hecho hincapié en la mención de “un auto gris” en el relato del niño. “El nene mencionó un VW Gol gris de tres puertas. Dijo que en su interior había un perro boxer. Él estaba con Sofia juntando leña cuando vio que un hombre feo se acerca a ella, la agarra y la carga en el auto donde había otra persona”, remarcaron las fuentes consultadas.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR