X

Crimen de Mónica Ramos: “La defensa de Núñez desvirtúa la validez del expediente”

El abogado que representa a los hijos de la docente, Hugo Scarso habló sobre el avance de la investigación y desmintió las declaraciones de Ricardo Gutiérrez Esley.

Caso Mónica Ramos
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 08/09/2020 22:59
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

“Se están tolerando demasiadas mentiras, se está confundiendo a la opinión pública. Es una cosa de locos”, planteó Hugo Scarso, quien representa a Martín y Pamela Rodríguez.

En declaraciones a El Chorrillero, el letrado expuso malestar sobre las manifestaciones realizadas por Ricardo Gutiérrez Esley, el defensor de Héctor Núñez, único imputado por el crimen de Mónica Ramos.

La psicopedagoga fue asesinada el 3 de marzo pasado dentro de su vivienda, en la ciudad de San Luis. El agresor le produjo unos 20 cortes en diferentes partes del cuerpo y luego prendió fuego la propiedad.

Scarso habló sobre la testimonial de un delivery que el día del crimen dijo haber visto cuando se llevaron el auto de la mujer (que estuvo desaparecido durante un día). Aclaró que el trabajador fue a llevar un almuerzo a un jardín ubicado frente a la casa de la víctima.

“No fue a la casa de Mónica Ramos. Eso lo tenemos en declaración policial y en la judicial. Estacionó la moto en la escuelita para bajar la comida que le habían pedido. En ese momento sale el auto marcha atrás, casi le choca la moto y se va. Nunca estuvo con ella en el domicilio”, explicó.

Gutiérrez Esley sostuvo que la hora de muerte de la docente no coincidía con lo manifestado en la autopsia (13) porque el joven había ido a esa misma hora y se encontraba con vida. Sin embargo, en la testimonial en sede policial, el delivery estimó que fue a las 13:40.

El chico también dijo que se trataba de un Peugeot “nuevo” de color blanco. No pudo precisar la patente, ni tampoco si estaba polarizado.

“Las causas se ganan o se pierden en el Poder Judicial, no en los medios. Tampoco hay que falsear la verdad. Estamos entrando en el terreno de la mentira. No es lo que sale en el expediente, en la causa”, cuestionó Scarso.

Del mismo modo, consideró que la intención de cotejar los resultados de muestras debajo de las uñas de la docente con el ADN de Martín es “muy bajo”.

Ante esto, indicó que el “manto de sospecha” sobre el círculo íntimo de Ramos es “materia de investigación”.

“No puede confundir y generar este tipo de cosas. Es causal de denuncia. Desvirtúa la validez del expediente”, afirmó.

La  causa se encuentra en el juzgado Penal Nº1 a cargo de Marcos Flores Leyes. Una de las últimas medidas solicitadas fue el envío de los restos hallados debajo de las uñas para su análisis en Buenos Aires. Además se aguardan declaraciones de allegados a la víctima y al acusado.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR