X

Condenan a un policía por encubrir a un narco con el que tenia un caballo de carrera

Un jefe policial de Rosario que prestó servicios en la brigada que encarceló a los cabecillas de la banda “Los Monos” fue condenado hoy a tres años de prisión por integrar una asociación ilícita liderada por otro narco, con quien tenía en sociedad un caballo de carrera, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Luis Quevertoque, quien aceptó un juicio abreviado por asociación ilícita.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 09/09/2020 12:51
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Se trata del exsubjefe de la Brigada Operativa de la División Judiciales de Rosario, Luis Quevertoque, quien recibió dicha pena en el marco de un juicio abreviado homologado por el juez Mariana Aliau.

De ese modo, aceptó ser responsable de los delitos de asociación ilícita, encubrimiento, omisión de promover la persecución y represión de delincuentes e incumplimiento de los deberes de funcionario público, con lo cual obtuvo una rebaja de la condena.

En 2013, Quevertoque era el segundo de la División Judiciales, la brigada policial que persiguió y encarceló a los principales cabecillas de “Los Monos”, que cinco años después terminaron condenados por diferentes delitos.

Según el juicio abreviado al que su defensa arribó con los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada, el policía formó parte de una banda liderada por Esteban Lindor Alvarado, jefe de un grupo enfrentado a “Los Monos”.

Alvarado está detenido e imputado por asociación ilícita, lavado de activos e instigación de un homicidio y procesado en la Justicia Federal por narcotráfico.

Para los fiscales que lo investigan, desde la cárcel donde cumplió hasta fines de 2018 una condena a seis años y seis meses de prisión por robo de automóviles, Alvarado tejió una red delictiva que ingresó recursos de ese origen en el mercado legal a través de la constitución de varias empresas lícitas a nombre de testaferros.

Según la acusación, el policía Quevertoque fue uno de los miembros de la fuerza de seguridad santafesina que “con sus aportes permitieron construir un permiso estatal contrario a la ley para beneficio del jefe de la asociación”.

La sentencia señala que “procuró con sus acciones y/u omisiones la impunidad de los crímenes ejecutados por los integrantes de la organización; proveyó apoyo logístico en el traslado de mercaderías provenientes de delitos y sirvió de nexo entre policías de su división y Esteban Alvarado”.

Durante la investigación, los fiscales descubrieron que Quevertoque “tuvo a su nombre y compartió” con Jorge Benegas –detenido y acusado como organizador de la banda y mano derecha de Alvarado- un caballo de carrera llamado “Cascarudo”, perteneciente a la caballeriza “L.Q” y “cuyo certificado de correr registra como propietario”.

Banegas fue imputado en noviembre de 2019 por gestionar con Alvarado el cuidado, venta y disposición de caballos de carrera, entre ellos el que compartía con el exsubjefe de Judiciales.

El policía también fue condenado por omitir investigar los delitos cometidos por los miembros de la asociación ilícita y concretar “acciones policiales de recolección de información para dirigirla contra personas adversas” a Alvarado. (Télam)

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR