X

“Que salga el Presidente”: el Gobierno invitó a dialogar a los policías en Olivos, pero se negaron

En patrulleros y autos particulares, decenas de uniformados reclaman mejores condiciones de trabajo en las inmediaciones de la residencia.

Los efectivos llegaron a la Quinta presidencial para hacer escuchar su reclamo.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 09/09/2020 17:43
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

El reclamo de la Policía bonaerense llegó a la Quinta de Olivos. Este miércoles, unos 20 patrulleros rodean la residencia para expresar su reclamo por mejores condiciones laborales y aumento de salarios directamente a Alberto Fernández. Ante esta situación, el jefe de Estado invitó a los manifestantes a ingresar para dialogar al respecto. Sin embargo, los efectivos se negaron y redoblaron la apuesta: “Que salga el Presidente”.

Los patrulleros se ubican alrededor de todo el perímetro y hacen sonar sus sirenas mientras un grupo de efectivos se ubica frente a la puerta.

Lo hacen para expresar su malestar ante la falta de precisión sobre la suba salarial que anunció el gobierno de Axel Kicillof.

Cerca del mediodía los policías estacionaron los vehículos a 45 grados sobre la Avenida Maipú. Vestidos con sus uniformes y con banderas argentinas, reclamaban el cumplimiento de sus demandas por parte del gobierno bonaerense, para destrabar el conflicto que ya lleva tres días.

Las protestas se repitieron en el conurbano y en distintos puntos del interior provincial.

Minutos antes de las 17, un clima de tensión se vivió en las inmediaciones de la Quinta de Olivos, cuando el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, les ofrecieron a los representantes de la Bonaerense ingresar a la Quinta de Olivos para dialogar con Alberto Fernández. No obstante, los manifestantes se negaron rotundamente y pidieron la presencia del jefe de Estado en la entrada de la residencia. “Que salga el Presidente”, exigieron.

Más tarde, uno de los uniformados explicó a TN que su intención no era conversar con el mandatario, sino con el gobernador Kicillof. Según detalló, trasladaron la protesta a Olivos para visibilizar el reclamo, pero desvinculó del mismo a Fernández. “¿Tenemos que llegar a esto para que nos atiendan? ¿Tanto le cuesta al gobernador y al ministro de Seguridad salir a hablar con nosotros en Puente 12?”, cuestionó.

De forma paralela, las manifestaciones se replican en varias localidades del conurbano bonaerense, como Ituzaingó, Almirante Brown, Morón, Merlo, Quilmes, San Miguel, Azul, Malvinas Argentinas, Pilar y José C. Paz, Avellaneda, Lomas de Zamora y Tres de Febrero; y también en el interior provincial. Efectivos se manifiestan en La Plata, Berisso, Pinamar, Villa Gesell, Mar del Plata, Necochea, Junín, Bahía Blanca, San Nicolás, Olavarría, Pehuajó y Tres Arroyos, entre otras.

Entre las situaciones más dramáticas que se vivieron a causa de las manifestaciones de la Policía, se cuenta lo ocurrido este miércoles por la mañana en Puente 12, La Matanza. Allí, en medio de una multitud de agentes, uno de ellos, Oscar Pagano, se subió a una torre y allí permaneció durante dos horas, tras amenazar con tirarse varias veces. Finalmente un compañero se subió, lo abrazó y logró ponerle un arnés, para lo que fue un tenso rescate.

El presidente de la defensoría policial Luis Tonil informó que la idea es que “uno o dos representantes” de cada lugar de protesta se reúna con el ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni en un punto intermedio a determinar por la tarde.

Los pedidos de los policías

Los efectivos de la Bonaerense protestan desde el lunes en múltiples puntos del conurbano y en el interior. Una de las manifestaciones fue ante la residencia del gobernador bonaerense Axel Kicillof.

Entre los reclamos los policías piden que no haya represalias para los que participen de las manifestaciones, de acuerdo al petitorio al que accedió TN.com.ar. Detrás de ese planteo está el objetivo de impulsar u oficializar un sindicato.

Los efectivos reclaman además un aumento de entre el 56% y 64%, dependiendo los escalafones y los sueldos básicos de cada jerarquía. También una suba de las horas adicionales que hacen los uniformados y que sean pagadas en tiempo y forma.

Otros pedidos son que los provean de equipos de trabajo e uniforme, patrulleros en condiciones, capacitación permanente, derecho a la vivienda digna y la no obligatoriedad de adherirse a IOMA, la obra social de los trabajadores del Estado provincial.

Además solicitan asistencia psicológica y que deje de haber “represalias” contra los agentes como sumarios, arrestos, desafectaciones y traslados, como medidas de disciplinamiento.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR