X

Diputados pidió al Gobierno un protocolo para la internación domiciliaria de pacientes leves y asintomáticos de Covid-19

La iniciativa de San Luis Unido aprobada por la mínima diferencia pretende dar respuesta a una necesidad que están planteando los pacientes que están aislados en los centros de internación. Los legisladores que responden a Alberto Rodríguez Saá se pronunciaron en contra.

Foto archivo. Marcos verdullo.
La propuesta fue tratada en la sesión de este miércoles.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 09/09/2020 23:11
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

El gestión de la crisis sanitaria por parte del Gobierno estuvo en la agenda de hoy de la Cámara de Diputados. Entre los diferentes proyectos que tienen relación con la pandemia, hoy se aprobó el que requiere al Ejecutivo provincial la necesidad urgente de que elabore y disponga protocolos para que los ciudadanos puedan realizar la cuarentena y el aislamiento en los domicilios propios.

En los últimos días las críticas hicieron foco en el edificio de la ex fábrica SCAC (en la ciudad de San Luis), donde los propios pacientes salieron a denunciar cómo se amontonan personas con diferentes síntomas de la enfermedad (inclusive asintomáticos) y donde no se respetan distancias entre cama y cama. En Merlo denunciaron además la falta de atención en una de las residencias donde fueron agrupando a los primeros contagiados de esa ciudad. En todo el Valle del Conlara, desde hace por lo menos una semana, los vecinos se manifiestan con caravana de vehículos para que sus parientes puedan hacer su aislamiento en su propia vivienda.

La propuesta fue promovida por San Luis Unido a través del copresidente del interbloque, Luis Lucero Guillet, en medio de un fuerte escenario de críticas a los centros que abrió el Gobierno de Alberto Rodríguez Saá, para recibir pacientes leves.

El proyecto prevé la misma modalidad para aquellas personas que ingresen a la provincia, y que por ahora están obligados a realizar la cuarentena de 14 días en la Universidad de La Punta (ULP) o en los hoteles dispuestos por el Estado. En ese último caso, los costos de alojamiento corren por cuenta de cada persona.

En el tratamiento de hoy, la moción contó con el respaldo de 21 legisladores, mientras que 20 se pronunciaron en contra. El rechazo estuvo personalizado por el Frente Justicialista de Todos y la diputada de Sanluiseños por el Cambio, Verónica Causi.

“La evidencia del aumento de los casos de coronavirus en San Luis nos interpela a reaccionar en pos de mejores comodidades para los pacientes, tanto en los casos asintomáticos y con síntomas leves”, sostuvo Lucero Guillet para fundamentar el aislamiento domiciliario. Y añadió que esta modalidad se aplica en otras provincias.

De la misma manera, advirtió que los centros de emergencia deben contar con las condiciones previstas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre ellos, la preparación y distribución de alimentos, como así también el servicio de limpieza e higiene de forma “permanente”.

Manifestó que los protocolos del Comité de Crisis, al solo contar con establecimientos en las grandes ciudades, genera que “muchos pacientes” sean “desarraigados de sus localidades, derivados en muchos casos a lugares a más de 200 kilómetros”.

Por ello, hizo énfasis en que los infectados “podrían cumplir el aislamiento en sus hogares o hacer uso de esa opción” accediendo así al “derecho a la salud”; lo que además “generaría un ahorro de recursos materiales y humanos tan necesario para el tratamiento de pacientes con síntomas moderados y graves”.

Afirmó que el aislamiento en los hogares permitirá igualmente “brindar un mejor servicio en los centros de emergencia a aquellas ciudades que por diversas razones no cuentan en su hogar con las condiciones óptimas para transitar la etapa”.

Por otro lado, el legislador radical planteó que según la OMS el aislamiento significa “separar a las personas que están enfermas con síntomas de Covid‑19 y pueden ser contagiosas para prevenir la propagación de la enfermedad”. Puntualizó que se trata de pacientes que no se encuentran graves, y por ello no requieren asistencia médica.

Del mismo modo, aclaró que la cuarentena se establece con el mismo fin, pero cuando se trata de ciudadanos que no están infectadas, pero “pueden haber estado expuestas” al virus.

En este sentido, subrayó que para el aislamiento es necesario que la persona cuente con “una habitación individual amplia y bien ventilada” (y con baño), y de no ser posible esto que las camas estén ubicadas “al menos a un metro de distancia”.

A su vez, se requiere que se mantenga a un metro de distancia de los demás, “incluso de los miembros de su familia”. A esto se suma la importancia de controlar los síntomas “diariamente” y respetar la medida durante 14 días.

“Si tiene dificultades para respirar, póngase en contacto inmediatamente con su dispensador de atención de salud. Llame por teléfono primero si es posible (…) Permanezca positivo y con energía manteniendo el contacto con sus seres queridos por teléfono o internet y haciendo ejercicio en casa”, continuó el legislador sobre otros puntos establecidos por la OMS.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR