X

Comerciantes, trabajadores independientes y emprendedores se movilizan en San Luis: “Necesitamos trabajar ya”

Marcharán el lunes para que autoricen los rubros en las ciudades que están en la fase 1.

foto marcos verdullo
Centro de San Luis.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 11/09/2020 21:09
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

“Necesitamos trabajar ya”. Bajo esa consigna comerciantes y trabajadores independientes de la ciudad de San Luis, Juana Koslay, La Punta y Potrero de los Funes convocaron a una marcha porque a raíz del aislamiento social, preventivo y obligatorio están paralizados.

La ciudad de San Luis y localidades aledañas continuarán por lo menos una semana más en la fase 1 por el aumento de casos positivos en Covid-19. El último miércoles el gobernador Alberto Rodríguez Saá comunicó que la medida se extendía por siete días más.

La convocatoria se realizó para el lunes a las 12 en la intersección de avenidas Lafinur e Illia para luego trasladarse hacia Terrazas de Portezuelo a entregar un petitorio al Comité de Crisis.

La cita alcanza a comerciantes, gastronómicos y emprendedores para pedir que habiliten a sus rubros que permanecen con las persianas bajas.

“Desde distintos rubros nos autoconvocarnos y creamos un grupo de WhatsApp para sumar gente que atraviesa los mismos problemas. Esta marcha no tiene bandera política, nos movilizamos porque tenemos un único fin que es poder trabajar”, explicó Facundo Urruspil en declaraciones a El Chorrillero.

“Con protocolos y medidas de seguridad, necesitamos trabajar para cumplir con nuestras obligaciones”, consignaron en la imagen que se compartió para invitar.

“Desde que inició la cuarentena se mantuvieron nuestras obligaciones que van desde cumplir con el alquiler, los servicios y sueldos. La realidad indica que hoy tenemos prácticamente el 40 por ciento de los locales con un escenario de cierre total”, mencionó Urruspil.

Uno de los puntos preocupantes son las obligaciones tributarias. “Los impuestos sobre los Ingresos Brutos y las tasas municipales no nos dan tregua, estamos en un contexto de ahogo”, señalaron.

Cristian Ledesma cerró la tienda porque no es un rubro esencial. En su caso desarrolló la opción del delivery, pero las ventas no son suficientes para sostener el negocio.

“No alcanzamos a cubrir los costos del funcionamiento, nos preocupa los gastos operativos y los salarios del personal”, manifestó Ledesma.

 

 

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR