X

El ministerio de Salud de la Nación desautorizó al Comité de Crisis de San Luis

Ginés González García apuntó a las medidas que implementó el Gobierno puntano para evitar la propagación del coronavirus. Dijo que tuvo peleas con el gobernador Alberto Rodríguez Saá “por las cosas que pasan y no son útiles” en la provincia.

Foto ANSL
Alberto Rodríguez Saá y Ginés González García.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 12/09/2020 11:36
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

“Obviamente la potestad jurisdiccional de la provincia no se la puede avasallar, pero desde el primer día decimos que hacer el hisopado en la frontera, obligar a los 14 días, no sirve, sobre todo en un momento como el que tiene hoy en la Argentina, donde hay circulación viral en todos lados”, sostuvo el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García.

De ese modo se refirió a los estrictos controles que impone San Luis en los puestos fronterizos, y las exigencias a los camioneros.

El funcionario dijo que en este tipo de casos se debe hacer el seguimiento y si el paciente presenta síntomas “hacer rápidamente el estudio del caso, aislarlo al igual que los contactos estrechos”.

Desde el inicio de la cuarentena, el gobernador Alberto Rodríguez Saá tiene blindado los caminos y eso ha sido motivo de cuestionamientos a nivel nacional. Para pedir protocolos más felxibles, a lo largo de la semana cientos de productores se movilizaron en los límites porque no pueden ingresar a tierras sanluiseñas para hacer sus trabajos.

“Un recurso crítico como es el laboratorio está utilizando una cantidad de esfuerzo de la provincia para algo que en realidad tendría que estar privilegiado para otras razones”, explicó.

Analizó también que “hay diagnósticos que a veces están demorados tres o cuatro días y eso sí es grave, desde el punto de vista de la epidemiología porque circula en el lugar demasiado tiempo y genera conflictos en la frontera”.

Consideró que “claramente” deben aplicarse “las formas que se vienen diciendo desde el primer día”.

Señaló además: “Desde la Nación decimos lo que creemos que hay que hacer, pero después las provincias deciden”. Y al mismo tiempo contó: “Mantuve peleas con mi amigo Rodríguez Saá por las cosas que pasan en San Luis porque me parecen que no han sido útiles, pero eso continúa y tenemos que resolverlo”.

Por último dejó en claro que se están “gastando esfuerzos, recursos y generando un conflicto en una cosa que en verdad no es útil”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR