X

Comerciantes pidieron al Gobierno la apertura de negocios, flexibilización impositiva y un plan de reactivación

Marcharon hasta Terrazas del Portezuelo por la crisis y entregaron un petitorio. Convocaron para el miércoles a nueva movilización y entregarán propuestas.

La movilización de los comerciantes y trabajadores independientes llegó hasta Terrazas de Portezuelo.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 16/09/2020 15:02
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Por Nestor Miranda

Este lunes al mediodía, comerciantes, trabajadores independientes, gastronómicos y emprendedores de las ciudades de San Luis, Juana Koslay, La Punta y Potrero de los Funes realizaron una masiva convocatoria en la capital puntana movilizados por la necesidad de volver a trabajar.

Por eso, presentaron dos petitorios; uno dirigido al gobernador, Alberto Rodríguez Saá y otro al intendente, Sergio Tamayo en los que reflejaron qué necesitan para sobrevivir en la crisis que ya está haciendo estragos en el sector y están al borde en muchos casos del cierre de los comercios.

La presentación contiene básicamente cuatro puntos: la apertura de lo negocios, similar a como  operaron en la fase 5; que el Gobierno interceda ante las empresas de servicios (luz, gas) para que adecuen planes de pago; la flexibilización de impuestos y tasas; y la elaboración de un plan de reactivación económica.

Los organizadores estimaron que entre 400 y 500 vehículos participaron de la movilización espontánea de emprendedores que contó con el apoyo de las Cámaras de Comercio de cada lugar.

La caravana comenzó pasado el mediodía desde el frente del Centro Cultural La Vía. El recorrido inició por avenida Illia, luego Junín hasta Hipólito Irigoyen, después siguieron por Pringles, Chacabuco, Belgrano y pararon en la Municipalidad en mesa de entradas.

En Terrazas del Portezuelo el presidente de la Cámara de Comercio, Vito Carmosino y dos comerciantes fueron recibidos por el ministro de Justicia, Gobierno y Culto, Fabián Filomena.

“Nos dijo que lo iban a analizar, porque necesitan garantizar la situación sanitaria, que no se produzca una explosión de contagios y genere el colapso en el sistema de salud”, dijo Carlos Barroso, comerciante del rubro gastronómico, en declaraciones a El Chorrillero.

Sobre el resto de los puntos, aseguró que fueron recepcionados: “Hay voluntad política de que van a ser trabajados y en el transcurso de la semana tendremos novedades”.

Asimismo, Filomena les solicitó que presentaran una propuesta más amplia en la que sugirieran ideas sobre distanciamiento social y trazabilidad.

Los autoconvocados estacionaron los vehículos en los alrededores a la rotonda ubicada en uno de los principales ingresos a la Casa de Gobierno, a la espera de los representantes. Allí dos veces cantaron el Himno Nacional.

“O nos dan soluciones o sinceramente nos caemos como comerciantes. La pandemia va a seguir, pero nosotros no, por eso queremos que se vea de qué manera lo resolvemos”, manifestó Barroso a la salida del encuentro con el funcionario.

Y añadió: “Tiene que haber un resultado en el corto plazo para que continuemos con el proceso de presentar propuestas y generar mejores ingresos para nuestros negocios”.

En el recorrido de la caravana, vecinos salían a la vereda y aplaudían o hacían flamear banderas argentinas en demostración de apoyo. En paralelo, una camioneta con parlantes transmitía las consignas del reclamo.

Por su parte, Carmosino, calificó como “muy importante” la jornada de protesta porque “ha quedado de manifiesto la preocupación del sector”.

“Estamos esperanzados realmente de que, en las próximas horas o días, tendremos una respuesta favorable que seguramente no será todo lo que necesitamos, pero un paliativo para empezar a mover la rueda de la economía”, sostuvo.

“Tenemos la tranquilidad, serenidad y compromiso que asumimos en la mesa en seguir trabajando en forma conjunta para acercar más propuestas y alternativas que necesita todo el comercio”, agregó.

Finalmente, decidieron volver a juntarse el miércoles a otra manifestación en la misma hora y lugar.

El testimonio de los afectados

“No trabajamos desde marzo, básicamente nos cerraron la empresa, nuestro rubro es uno de los más complicados”, expuso Williams Lucero, propietario de una compañía dedicada a la prestación de sonido.

Dijo que esta situación “afecta ingresos para subsistir o el pago de sueldos y de impuestos, es un conjunto de todo, no tenemos cómo solventar nada”.

“En mi caso nunca fui habilitado, ni siquiera en la fase 5, a raíz de que en los eventos hay mucha multitud, es más difícil el distanciamiento, pero pedimos que se nos tenga en cuenta para poder trabajar”, declaró.

Agregó que presentaron un protocolo, pero no obtuvieron una respuesta.

Otra comerciante que tiene una distribuidora de lácteos en la capital puntana, expresó: “Ya no damos más, necesitamos trabajar para pagar los impuestos y otras obligaciones, no podemos seguir despidiendo empleados”.

“Me siguen entrando los impuestos y no he vendido nada desde hace 15 días. Tengo familia a mi cargo, estoy tratando de subsistir con los pocos ahorros que me quedaron”, contó.

Diego dueño de una peluquería manifestó la urgencia volver a trabajar en forma urgente porque tiene obligaciones que atender: “No se nos tuvo en cuenta que somos personas independientes que dependemos del trabajo, el Gobierno no nos ha protegido en ese sentido, por eso pedimos volver a hacerlo con las normas que corresponden y nutrirnos económicamente para solventar esta situación”.

“Uno aguanta lo que puede, pero comienza a notar que las cuestiones económicas comienzan a surgir, como aportes, salarios a empleados, deudas y se va amontonando todo y nadie perdona nada”, finalizó.

A continuación el petitorio para el Gobierno:

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR