X

Multitudinaria marcha de comerciantes para reiterar el pedido de “volver a trabajar ya”

Nuevamente fueron hasta Terrazas del Portezuelo porque necesitan que los habiliten de inmediato. Aseguran que la situación “no da para más”.

Foto marcos verdullo
El reclamo en la Casa de Gobierno.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 16/09/2020 19:17
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Un amplio abanico de comerciantes de todos los rubros de San Luis, Juana Koslay, La Punta y Potrero de los Funes realizaron este miércoles al mediodía una multitudinaria caravana en la capital puntana para reiterar el pedido al Gobierno de Alberto Rodríguez Saá de la necesidad de volver a trabajar.

Esta vez hubo un mayor número de participantes que el lunes 14. La única parada que tuvieron fue en Terrazas del Portezuelo donde realizaron una suerte de asamblea con distintos oradores que expusieron desde arriba de una camioneta como viven en carne propia la crisis.

La decisión de autoconvocarse nuevamente la tomaron más allá del ánimo del Gobierno provincial que ayer, a través del presidente de la Cámara de Comercio San Luis, Vito Carmosino, les mandó a decir que “no veía de buen agrado” otra movilización.

Los comerciantes puntanos no encuentran otra solución ante la falta de respuesta por parte de la gestión de Rodríguez Saá que ir hasta la Casa de Gobierno a hacerse escuchar. En algunos casos expresaron situaciones límites en primera persona. Se lamentan que las boletas impuestos siguen llegan y en el caso de las tasas de la Municipalidad de San Luis aumentaron, de los intereses “usureros” por mora en el pago de servicios y de no poder hacer frente a los compromisos.

Por eso, ratificaron los cuatro puntos que presentaron ante el intendente, Sergio Tamayo y el gobernador Rodríguez Saá anteayer: la apertura de los negocios, similar a como atendieron en la fase 5; que el Gobierno interceda ante las empresas de servicios para que adecuen planes de pago; la flexibilización de impuestos y tasas; y la elaboración de un plan de reactivación económica.

La movilización comenzó alrededor de las 12:30. Al igual que el lunes, se concentraron en inmediaciones al Centro Cultural La Vía y desde allí iniciaron el recorrido por avenida Illia, luego tomaron por calle Junín, Hipólito Irigoyen, después siguieron por Pringles, Chacabuco, Belgrano, continuaron hasta Ituzaingó y retomaron por Junín.

Se dispuso un dispositivo que ordenaba el tránsito, es decir, eran motos de comerciantes que cortaban las calles para que la caravana avanzara. También hubo un operativo de la Policía que controló la circulación.

En el trayecto, hubo vecinos que salieron a la vereda a aplaudir y hacían flamear banderas argentinas en señal de apoyo. En algunos tramos se escuchaba el grito de “fuerza”. Una camioneta con parlantes repetía las consignas.

Al llegar, estacionaron los vehículos en los alrededores a la rotonda ubicada en uno de los principales ingresos a Terrazas. Después, cantaron el Himno Nacional.

Los autoconvocados asistieron a la movilización con tapabocas, banderas argentinas y se posicionaron de tal manera que respetaron el distanciamiento social. Los vehículos particulares tenían pegado carteles con las consignas del reclamo.

Ayer, presentaron una propuesta más amplia que les había pedido el ministro de Justicia, Gobierno y Culto, Fabián Filomena, pero todavía no obtuvieron una respuesta. “Fuimos excluidos otra vez de la agenda del Gobierno, por eso volvimos a marchar”, expuso uno de los organizadores

En caso de no tener novedades, evalúan la posibilidad de una convocatoria más amplia con comerciantes de distintas ciudades.

En paralelo, también hubo una movilización por segundo día consecutivo del sector en Villa Mercedes. La concentración fue frente a la Municipalidad. El pedido fue el mismo que en San Luis.

Testimonios en primera persona

El propietario de un albergue transitorio en la capital puntana contó que hace seis meses no trabaja: “Esperamos que el Gobierno nos escuche y nos dé una solución pronto”.

Explicó que la situación “no se aguanta más” porque ya no puede solventar los gastos que tiene como el pago de salarios, impuestos y servicios.

Señaló que presentaron un protocolo de apertura, pero no tuvieron respuesta.

“¿Tenemos un montón de deudas que no podemos cumplir y seguimos generando más, sin abrir los negocios es imposible, de dónde obtenemos dinero?”, planteó la propietaria de un cotillón y regalería de la ciudad.

Indicó que para cumplir con las obligaciones utilizó los ahorros con los que contaba pero “ya no tengo más”.

“Necesitamos abrir y si no se puede, recibir una ayuda económica y que nos liberen de impuestos porque no podemos seguir en esta situación. Estoy perdiendo lo que hice en 20 años de trabajo”, sostuvo.

Alejandra del sector gastronómico declaró que lo único que buscan es poder trabajar porque “es la única forma de la cual vamos a salir todos adelantes, cumpliendo protocolos, cuidándonos entre todos”.

“Todos estamos muy golpeados, necesitamos cubrir nuestros gastos, además, no nos dan moratoria, si no pagamos un servicio, nos castigan con intereses, entonces siempre vamos a estar endeudados”, puntualizó.

Expresó que con el sistema delivery no les alcanza: “No llegamos a cubrir nada con eso”.

“No tenemos qué comer, lo único que pedimos es una solución, si no nos van a dejar abrir, que por lo menos nos ayuden económicamente. Tengo que llevar comida a mi casa”, manifestó Lorena, propietaria de una zapatería.

Nélida del rubro indumentaria le envió un mensaje al gobernador: “Las condiciones de los protocolos están para que podamos abrir las puertas ya. Podemos empezar a trabajar, necesitamos generar ingresos, nuestro esfuerzo contribuye al fortalecimiento económico de la provincia. Las prioridades son las del pueblo, no las partidarias”.

La propietaria de una agencia de turismo dijo que desde el 20 de marzo “tenemos facturación cero”. “Es terrible ver a mis colegas que ya cerraron sus puertas”, anunció.

“Nuestra empresa es familiar, hace 54 años que estamos en San Luis, nunca dejamos de pagar impuestos y ahora me veo obligada a estar encerrada en mi casa, necesito trabajar”, dijo.

Gustavo manifestó que está de acuerdo con algunas acciones de la actual gestión de Gobierno y propuso la conformación de una nueva Cámara de Comercio que nucleara a todos los rubros.

“No me siento representado por esta gente”, afirmó al dirigirse a la actual conducción de la entidad.

El petitorio.

El petitorio.

 

 

 

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR