X

Autoconvocados prescindieron de la Cámara de Comercio para hablar con el Gobierno y la Municipalidad

Este sábado comunicaron de manera formal que conformarán una junta representativa propia para determinar acciones y negociaciones.

Los comerciantes se movilizaron en San Luis para que los dejen trabajar en plena cuarentena.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 28/09/2020 10:53
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

La crisis y la necesidad de trabajar de los comerciantes para no perder lo que les queda, desembocó en dos grandes e inéditas movilizaciones para pedirle al Gobierno que flexibilizara lo que llamaron “cuarentena brutal”. El momento unió al comercio de San Luis, Juana Koslay, La Punta y Potrero de los Funes, a gastronómicos, trabajadores autónomos de diferentes rubros y pequeñas empresas. El pasado miércoles 16 se convocaron en asamblea y allí resolvieron lo que en pleno reclamo habían hecho trascender.

“Ante la falta de sensibilidad, aptitud y predisposición para atender nuestros reclamos, necesidades y planteos es que decidimos en forma conjunta prescindir de la representación del señor Eduardo Carmosino, quien se desempeña como presidente de la Cámara de Comercio”, expusieron en el comunicado que se conoció este sábado por la tarde.

Plantearon la dramática situación que atraviesan a causa del parate económico que generó la pandemia en todo el país.

Resolvieron que “las acciones y negociaciones” que deban concretarse a través de las “autoridades municipales, como así también con el Comité de Crisis o las autoridades que así lo requieran”, serán llevadas a cabo “por una mesa de enlace, formada por un representante de cada sector o rubro comercial sin la intervención de la Cámara, ni de su presidente”.

Carmosino en reunión junto al vice gobernador, Eduardo Monez Ruiz y el ministro Fabián Filomena.

“Las decisiones que no surjan de esta mesa antes no serán representativas para nosotros”, aclararon.

Y advirtieron que ya se estableció “un canal de diálogo con el Ejecutivo Municipal para articular medidas y acciones conjuntas a los efectos de poder mitigar la crisis económica y sin descuidar la parte sanitaria”.

Carmosino, como representante de la Cámara participó de la primera marcha y también de la reunión con autoridades provinciales. Pero el momento bisagra el mensaje, en formato de audio, que bajó del Gobierno en la previa de la segunda marcha para disolver la protesta.

“Están trabajando para resolverles el tema planteado, y están distintas áreas trabajando para resolver la requisitoria”, dijo Carmosino que como como virtual intermediario del ministro de Justicia, Gobierno y Culto, Fabián Filomena.

Y al final les transmitió el humor del Gobierno de Alberto Rodríguez Saá: “Pero que no ven de buen agrado que mañana se les haga otra movilización cuando se está trabajando intensamente en resolver el tema”.

La actual administración provincial tiene de interlocutor a Carmosino y se siente cómodo con el dirigente, que históricamente tuvo una posición crítica con la Casa de Gobierno.

La marcha se hizo y se oyeron fuertes cuestionamientos hacia su representación.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR