X

Máximo Kirchner criticó a los que buscan “imponer” que los argentinos se quieren ir del país: “Intentan quebrar la esperanza”

El jefe del interbloque del Frente de Todos en Diputados, cuestionó que haya gente haciendo “publicidad” con el éxodo al exterior.

Máximo Kirchner.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 27/09/2020 17:04
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Máximo Kirchner criticó a aquellos que aparecen en los medios “haciendo publicidad de que se quieren ir del país” y aseguró que están “tratando de quebrar la esperanza y la voluntad de la gente en un momento de agobio”.

En diálogo con Radio 10, el hijo de la vicepresidenta Cristina Kirchner aseguró que “de a poco empezó a moverse la economía argentina” y que el Estado, junto a “la voluntad de los argentinos”, están tratando de sacar al país adelante. Aunque criticó que, “con los restos que dejó Macri”, no se puede hacer como Chile y tomar préstamos con el Fondo Monetario Internacional.

“Más allá de esa cuestión que quieren imponer de que los argentinos y argentinas se quieren ir del país. Ellos se van a quedar en su país y lo van a sacar adelante”, remarcó el legislador y se comprometió a “tratar de construir un país mejor”.

“Es muy fácil todos los que ahora aparecen haciendo publicidad de que se quieren ir del país”, reclamó y recortó que cuando Néstor Kirchner asumió la presidencia muchos argentinos empezaron a volver”.

Por este motivo, Máximo denunció: “Hay gente que está tratando de quebrar la esperanza y la voluntad de la gente en un momento de agobio, un momento opresivo porque fallece un familiar y no se pueden despedir”.

El jefe de la bancada oficialista aseguró que la llegada de la pandemia lo que hizo fue “agravar y profundizar los problemas que generó el macrismo” y resaltó la necesidad de “ir encontrando una salida” para prepararnos para cuando llegue la vacuna o un tratamiento.

“Tenemos que imaginar, a medida que el tiempo transcurra, cómo estas políticas de producción, que se habían imaginado y que se estaban diseñando en los primeros meses de gestión, se pueden aplicar y llevar adelante”, subrayó el legislador.

En este sentido, resaltó que “los números de desocupación preocupan”, pero que el Gobierno “ha tomado medidas como el IFE o como el ATP para tratar de contener lo más posible una situación tan inesperada”.

Por esta razón, llamó a tener paciencia. “Sabemos que parece todo insuficiente ante el tamaño del daño causado a la economía por la pandemia”, resaltó.

Máximo también habló sobre las críticas hacia la gestión de Alberto Fernández por parte de los empresarios. Y aseguró que esos sectores “que buscan generar opinión o influir” fueron “condescendientes” con Mauricio Macri durante su gobierno.

“Creo que la falta de volumen político y de gestión sucedió entre 2016 y 2019. Algunos se preguntan cuál era el volumen político de (Nicolás) Dujovne, de (Alfonso) Prat Gay o el del ‘Messi de las finanzas’ (Luis) Caputo, y cuál fue la gestión que llevaron adelante”, subrayó.

También acusó a algunos sectores de la oposición de “sentir un malestar por el resultado electoral” y los acusó de hacer análisis “por demás forzados”.

“El nivel de exigencia no nos molesta, nos parece correcto, pero no puede estar ausente la comprensión de la situación que se atraviesa”, reclamó en referencia a la pandemia. Y reclamó: “Se salen de la realidad como si hubiera una situación igual a la que tuvo el presidente Macri durante su mandato”.

Respecto a esto, Máximo aseguró que la sociedad “sufrió la falta de volumen político y de gestión”, y que eso se manifestó en cómo “se expresó en las urnas”.

“En agosto y octubre, triunfó una fuerza política que casi no aparecía en los medios de comunicación, que era atacada e investigada por todos los organismos del Estado y del sector de medios e igual pudo construir una salida electoral importantísima para que la Argentina pudiera volver a tener esperanza”, resaltó el hijo de Cristina Kirchner.

Máximo también resaltó que desde el sector más reacio del Frente de Todos, tuvieron que ceder en medio de la negociación con los acreedores, porque entendieron “que en el contexto valía la pena”. “Esto no es valorado por el sector privado, que tenía millones de dólares de deuda tomada fuera del país, y no contempló que si la Argentina caía en un default ellos también lo hacían”, reclamó.

Y advirtió que “debería haber más humildad” por parte de estos sectores. “La falta de humildad de los que le permitieron todo a Macri es llamativa”, subrayó.

Máximo aseguró que en el país “hay un montón de sectores llenos de prejuicios, en los que además puede haber intereses”. Y aseguró que son los mismos le exigían a Cristina hasta 2015 “las medidas que después aplicó Macri y fracasaron”. En este sentido, advirtió: “Para algunos de estos sectores hubo grandes ganancias durante el macrismo”.

El jefe de la bancada oficialista en Diputados dejó en claro que el objetivo de su partido es “llevar adelante el contrato electoral que propuso Alberto durante la campaña” y para hacerlo indicó: “Hay que ver un poco cómo nos organizamos y abandonar los prejuicios para poder encontrar una aproximación a una síntesis superadora que nos aleje de las propuestas que ya fracasaron en los últimos tres años”.

Máximo también hizo referencia a los dichos de Alfredo Cornejo, el diputado y presidente de la UCR, que dijo que “hay que pasarle la cuenta de lo que pasa a los argentinos que votaron a Cristina Kirchner”. Frente a esto, señaló: “La idea de querer castigar a la gente por lo que elige habla más de quién las pronuncia” y culpó a los medios de comunicación al sugerir que “es una oposición que encuentra un sistema mediático complaciente” y que esto los lleva a decir “cualquier cosa”.

“Hay que bajar un poco los humos, comprender que la gente elige”, remarcó el diputado. Y alentó: “Tenemos que tener paciencia, trabajar mucho, no exaltar los ánimos. No podemos enojarnos porque algo no nos gusta. Tenemos que tratar de dar soluciones a los problemas”.

Para Máximo, la primera prioridad “tiene que ser devolver la esperanza” a los argentinos y, para ello, “el diálogo es una herramienta muy necesaria”. “Los acuerdos de las fuerzas políticas tienen que incluir a la sociedad. Hay que mejorar la calidad de vida de la gente”, resaltó.

Finalmente, el jefe del interbloque del Frente de Todos hizo referencia a las acusaciones a la provincia de Buenos Aires por “querer ocultar fallecidos”, luego de que mediante una unificación de datos se detectaran más de 3 mil muertos por coronavirus que no habían sido contabilizados. “El Gobernador (Axel Kicillof), los funcionarios e intendentes provinciales fueron los que más criticaron que las aperturas deberían haber sido menores a las que sugería la Ciudad de Buenos Aires”, advirtió.

Y concluyó: “Para que alguien que quiera ocultar datos, está muy interesado en la apertura y no en que la gente se enferme lo menos posible”. Y llamó al ministerio de Salud de la Nación a solicitarle a todas las jurisdicciones a que “extremen los controles para ver si puede haber sucedido esto en sus territorios”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR