X

La médica forense constató que el senador Ariel Rosendo está bien de salud

Se determinó que el dirigente procesado no tiene problemas de presión. Hoy la Justicia enviará nuevamente a un profesional para que determine si existe motivo para que permanezca internado. La hija del legislador permanecerá bajo la guarda de una familia cercana.

Foto archivo
Senador Ariel Rosendo.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 02/10/2020 23:56
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

El senador  del Frente Unidad  Justicialista, Ariel Rosendo está procesado por “robo doblemente calificado por efracción o fractura y por ser en poblado y en banda”, “violación de las medidas antiepidémicas en concurso real” y “desobediencia a una orden judicial”.

Ayer el juez de Instrucción Penal N°2, Leandro Estrada envió una médica judicial para que constate el estado de salud del legislador, que según su versión se encuentra internado desde el lunes por problemas de presión.

El magistrado ordenó la prisión preventiva del legislador, pero todavía no se materializó porque pidió la prisión domiciliaria y luego se internó en una clínica de Villa Mercedes.

La doctora Sandra Miatello tuvo que esperar dos horas y media para que le permitieran el ingreso a la clínica Aconcagua en Villa Mercedes.

Fuentes judiciales transmitieron a El Chorrillero que tras la revisión se pudo constatar que Rosendo “está bien de salud”.

Al mismo tiempo, determinaron que no presenta problemas de presión alta. A eso se sumaría que no pudieron confirmar padecimientos que figuraban en la historia clínica del acusado.

En este escenario, Estrada solicitó que este viernes acuda al sanatorio nuevamente un profesional a fin de determinar si existe algún motivo por el cual el senador desaforado tenga que permanecer internado.

Mientras se resuelva la cuestión de salud, seguirá con custodia policial a fin de ser detenido en cuanto reciba el alta.

La investigación en contra del legislador de Unidad Justicialista comenzó en mayo luego de una denuncia por haber irrumpido en la casa del gremio Smata. Allí habitaba la ex pareja y madre de su hija de 12 años, Ivanna Massimino y hacia quien tenía una orden de restricción por estar acusado de violencia de género.

De forma simultánea, el juzgado de Familia está a cargo la situación de la menor. Tras una audiencia que se realizó ayer, el juez Rodolfo Rossi definió que la niña permanecerá bajo el cuidado de un “referente emocional” por un término de 30 días.

Asimismo, se busca que pueda volver a tener contacto con Massimino para lograr restablecer el vínculo.

El 8 del mes pasado, el juez lo procesó por los tres delitos, y pidió a la Cámara de Senadores que le quitaran la inmunidad a fin de encarcelarlo. El 22, sus pares aprobaron el desafuero por unanimidad.

En ese momento, la aprehensión no se pudo llevar adelante porque un día antes la jueza de Violencia, Lorena Báez le otorgó la guarda provisoria de la hija durante tres meses. Después de esa traba, Rosendo se internó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR