X

Convenio Tamayo-Edesal: el concejal Araujo denunció que ahora la Municipalidad le debe $25 millones a la empresa

“¿Tamayo trabaja para los vecinos o es el gerente de las empresas del feudo?” cuestionó el legislador. Hasta hace diez meses la comuna tenía un crédito a favor de $64 millones.

El concejal Guillermo Araujo volvió a cuestionar el convenio firmado por el intendente Sergio Tamayo.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 05/10/2020 12:47
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

En el marco del convenio firmado con Edesal, el concejal Guillermo Araujo (Avanzar- San Luis Unido) aportó información que deja en una posición incómoda al intendente Sergio Tamayo porque la Municipalidad pasa a tener una millonaria deuda con la empresa.

El jefe comunal cedió a Edesal el cobro de tasas y servicios a través de la boleta de la luz con el objetivo de mejorar la recaudación. Se sabe que se implementará de “manera gradual”.

A partir del anuncio hubo múltiples cuestionamientos a la medida que fue tildada de “ilegal” y “violatoria de la Constitución Nacional”.

Hace unos años la compañía de manera unilateral recategorizó al municipio como “gran consumidor” y con esto aumentó la tarifa. Esa decisión derivó en una disputa judicial para regresar al anterior escalafón. Finalmente se dictaminó a favor de la Ciudad dejando como saldo a favor unos $64 millones.

“El crédito a favor de la comuna lo afirma uno de los integrantes del Tribunal de Cuentas (Carlos Cianchino) en el que observa que la intendencia no ha registrado esa deuda que tiene. Lo que dice es: “ey ¿dónde está esa deuda?, es un activo tuyo, un crédito a favor”, manifestó Araujo.

“La Ciudad le paga la energía a la empresa, y ésta hace lo mismo abonando el espacio aéreo. Históricamente hubo una compensación a favor de la Ciudad en este sentido”, tuvo en cuenta el concejal Araujo.

El legislador de Avanzar denunció públicamente: “Ahora nos encontramos que la Municipalidad acepta esa categoría de gran consumidor. Por lo tanto, ese saldo a favor que tenía pasa automáticamente a ser un saldo deudor”.

Este medio logró tener acceso al acuerdo. Allí figura que la comuna debe hacer frente a un monto total adeudado de $25.114.948,32, dividido en conceptos en diferencia de aplicación de tarifas ($12.951.166,23) y multas, intereses y moras más impuestos ($12.163.782,09).

Además el monto será fraccionado en 36 cuotas y el convenio tendrá una vigencia de tres años contados a partir del 18 de septiembre del 2020. En el caso de las prórrogas, serán automáticas por períodos anuales salvo que se decida lo contrario con 60 días con anticipación.

Del total de lo recaudado, Edesal se hará del 8% más IVA. Del excedente la empresa deducirá $697.637,45 (valor de las mensualidades de la deuda).

Lo que resta de recaudación, será enviado al municipio mediante cheques o transferencia bancaria.

“Con todo esto sobre la mesa es muy grave el tema, es malversación de fondos públicos, es incluso ir en contra de una disposición judicial. Es una locura”, aseveró Araujo.

En esta misma línea ubicó a Tamayo de actuar como “gerente de Edesal” ya que “está trabajando para los intereses de la empresa ligada al Gobierno provincial”.

“Básicamente va en desmedro de los intereses de los vecinos que es resguardar los fondos públicos. Más que para mejorar la recaudación del municipio es para para mejorar la recaudación de Edesal. Si se corrobora todo esto es causante de juicio político”, agregó.

Por otra parte adelantó que luego de reunir más datos e indagar, el bloque presentará un pedido informe para conocer otros detalles y avanzar en el caso.

 

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR