X

En los últimos cuatro años se perdieron 3 mil empresas en San Luis

Es un dato de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo. Los rubros vinculados a la industria manufacturera y el comercio son los sectores más afectados por la crisis.

Foto: captura
Gobernador Alberto Rodríguez Saá en conferencia de prenda el 6 de octubre.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 13/10/2020 23:20
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Por Julián Pampillón

A la actual situación epidemiológica y sanitaria en San Luis con los casos de coronavirus en alza (con más de 3146 contagios y 59 muertes), se le suma la caída económica. Un claro ejemplo de ello es el número de empresas registradas que, en los últimos años, se vio reducido considerablemente.

Y es que, según datos oficiales de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT), en enero del 2016 la provincia presentaba 7.608 unidades productivas, mientras que en junio de este año era de 4.627.

Esto se traduce en 2.981 empleadores menos.

El informe de la SRT refleja la cantidad de firmas contempladas dentro del mercado asegurador y cuáles tienen trabajadores formales en el sistema de cobertura.

Esta merma considerable en las cifras tiene dos explicaciones, o las compañías bajaron las persianas producto de la crisis o decidieron mantenerse en paralelo y en la informalidad.

A la hora de hacer un desglose de los rubros de la matriz productiva provincial, el comercio presenta las mayores pérdidas: hay 491 empresas menos (1.815 en 2016 y 1.324 en el 2020).

Para tener una dimensión del lugar que ocupa el sector solo cabe señalar que representa el 28,6% del total de empleadores. La caída en términos de puestos laborales fue de 1.992.

La industria manufacturera es otra que se suma a esta lista. Concretamente se perdieron 129 empresas (en el 2016 había 571 y en el 2020 unas 442).

Otra actividad que se vio afectada es la “agricultura, la ganadería, la caza, la silvicultura y la pesca”. En el mismo periodo de tiempo se perdieron 56 unidades productivas.

A la hora de centrar la mirada en la crisis generada por la pandemia y la posterior cuarentena, las empresas se vieron reducidas en 84.

En febrero la SRT registraba un total de 4.711 empleadores asegurados, mientras que en junio 4.627.

Lo cierto es que la reactivación económica y la creación de puestos de trabajo no ha sido una política activa por parte del Gobierno provincial y, por lo anunciado, tampoco lo será en el futuro inmediato.

Cuando este medio le consultó al gobernador Alberto Rodríguez Saá en la última conferencia de prensa acerca de la estrategia a seguir, eludió el tema y solo se limitó a responder que “ya hay muchos planes que están en elaboración” e incluso algunos “ya fueron lanzados”.

Además de esto, en reiteradas oportunidades hizo hincapié que de las ayudas financieras para las pymes y para la pata productiva puntana se hace cargo la Nación.

“El Gobierno nacional está auxiliando a todas las pymes del país como puede y con las limitaciones. Ha demostrado una enorme voluntad en esto. Trabajamos intensamente y ayudamos a que las medidas nacionales lleguen”, expresó desterrando prácticamente la posibilidad de algún tipo de auxilio.

Del último informe del Indec se desprende que San Luis en una porción de este año perdió 14 mil puestos laborales.

Comerciantes autoconvocados de los más variados rubros se han llegado a Terrazas del Portezuelo para pedir una ayuda, sea impositiva o con la entrega de créditos. La respuesta siempre fue la misma, negativa.

Un dato que refleja lo dicho es el de aquellos que accedieron al programa nacional de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), que se entregó en cuatro rondas.

En la primera lo hicieron 19.571 habitantes de San Luis. En las siguientes entregas el número fue cayendo de 16.131 a 12.376 hasta llegar a 8.510. La ayuda inicialmente llegó a 1702 empresas, y finalmente se redujo a 937.

En cuanto al crédito a tasa cero, a tasa 24%, en la provincia lo recibieron 4664 personas y 614 empresas.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR