X

El Senado prestó acuerdo a la designación de Jorge Levingston para el Superior Tribunal

El ex presidente del Colegio de Abogados no recibió ninguna impugnación para ocupar uno de los cargos que está vacante desde julio.

Foto Marcos Verdullo
Jorge Alberto Levingston fue designado como ministro del Superior Tribunal de Justicia.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 13/10/2020 16:52
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

En la audiencia pública de este martes, el Senado en sesión secreta aprobó los pliegos de Jorge Alberto Levingston y fue designado como ministro del Superior Tribunal de Justicia.

El abogado que tiene una dilatada trayectoria en el foro local fue propuesto por el gobernador, Alberto Rodríguez Saá para ocupar uno de los cargos que quedó vacante en la Corte tras las renuncias en julio de Raquel Corvalán y Carlos Cobo.

Durante la audiencia, que estaba prevista para las 11 pero comenzó una hora después, Levingston respondió las preguntas que fueron formuladas por los senadores.

El letrado sostuvo que el actual procedimiento civil y comercial “no alcanza” para el correcto funcionamiento de la Justicia.

A su vez, afirmó que “no son suficientes” la cantidad de juzgados actuales, ante la pregunta del senador Sergio Guardia de San Luis Unido.

Otra de las propuestas de Levingston es mejorar el gerenciamiento del Poder Judicial, trabajar hacia la especialización y acercar la Justicia al ciudadano.

Planteó la intención de modificar los códigos de procedimientos, pero aclaró que se trataba de una etapa que lleva “mucho tiempo”. “Hay que consensuarlo y además, tiene que haber voluntad política y legislativa. Estamos en un tiempo en donde debemos dar respuesta a este clamor popular de respuesta rápida y justicia eficiente”.

Dijo que la implementación de la Policía judicial “es necesaria” porque “es lo que la Justicia necesita”. En ese sentido, explicó que cuando los jueces imparten órdenes, “deben ser cumplidas por gente especializada, y la institución no está formada para cumplir los mandatos. Debemos avanzar sobre eso”.

Asimismo, expresó que el mejoramiento de la actividad no sólo depende del Superior Tribunal sino de la “coordinación y cooperación de los otros poderes”.

“Toda renovación es bien vista. Cambiar, oxigenar, siempre es bueno, si tenemos un cuerpo totalmente integrado, ayuda y sobre todo, suma”, indicó a la salida de la audiencia.

Levingston se graduó en la Universidad Católica de Córdoba en 1977.

Se desempeñó en cuatro periodos como presidente del Colegio de Abogados y Procuradores de San Luis. También fue funcionario del Gobierno entre 1978 y 1981; conjuez Federal de la capital puntana; y juez en lo Civil, Comercial y Minas Nº 2 entre 1981 y 1984.

Ocupó cargos como docente en el Instituto Santo Tomás de Aquino desde 1985-1987 y en el Colegio San Luis Rey en 1989-1990.

Levingston también habló sobre la creación de nuevos juzgados: “Desde hace mucho tiempo que venimos bregando desde el Colegio por este tema con un criterio de razonabilidad, por eso hablaba de juzgados especializados en materia porque debemos avanzar hacia eso”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR