X

Tras el banderazo, Alberto Fernández criticó al macrismo: “Dejaron YPF peor que la dictadura militar”

Lo aseguró en un acto sobre inversiones en una refinería de Avellaneda. Además, cuestionó que “en los últimos cuatro años la mentira fue una constante”.

Alberto Fernàndez, presidente argentino.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 13/10/2020 18:44
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

El presidente Alberto Fernández encabezó este martes un anuncio de inversiones en las instalaciones de la refinería Raízen, licenciataria de la marca Shell, en el partido de Avellaneda. La medida consiste en un desembolso de 715 millones de dólares, en los próximos tres años, que se estima generará más de 4000 nuevos puestos de trabajo.

“Entre las primarias y el período de elección se habían fugado del país 23 millones de dólares, que sumieron al país en una situación de extrema emergencia, con un 35% de pobreza”, introdujo Fernández al comienzo de su discurso.

Y continuó: “En ese clima, vino a verme el presidente de Grupo Cosan (Rubens Ometto Silveira Mello) a decirme que quería hacer una inversión importante y necesitaba una certeza sobre cuál era el horizonte que vislumbrábamos”.

Frente a esto, el Presidente remarcó: “Le conté en el estado al que habían dejado a YPF. Yo creía que después de la dictadura militar, que dejó a YPF en una crisis enorme, era imposible dejar a YPF en la crisis en que la han dejado, pero pudieron hacerlo”.

Alberto Fernández contó que en esa conversación le explicó al empresario “cómo se habían retrasado, por motivos electorales, los precios de combustibles”, y que el objetivo de su Gobierno era “fijar un sendero de precios que brinde tranquilidad al que invierte y al que consume”.

Luego, el Jefe de Estado le agradeció al inversor por haber confiado en él y advirtió: “La palabra se ha desvalorizado mucho porque en los últimos cuatro años la mentira fue una constante. Se presentaron presupuestos y siete días después se alteraron totalmente. Hubo planes cambiarios que se presentaron y a los cinco días estaban estallados. Nosotros buscamos darle seriedad a eso, y empieza por asumir compromisos, que se inician por la palabra”.

La inversión anunciada, se destinará al desarrollo de una nueva línea de producción de combustibles, así como al aumento de la capacidad de procesamiento en la refinería y la mejora de eficiencia energética e incorporación de nuevas prácticas ambientales. “Se generarán más de 4000 nuevos puestos de trabajo y se priorizará la contratación de empresas del sector PyME nacional, lo que impactará en la creación de puestos de trabajo indirecto”, informaron desde el Gobierno.

En este sentido, el Presidente hizo hincapié en que esta inversión significa “trabajo para muchos argentinos”. Y apuntó: “Celebremos que en tiempos en que dicen que las empresas se van de país, acá hay una que pone 700 millones de dólares confiando en una Argentina que crece”.

Según informó el Gobierno en un comunicado, Raízen es una empresa “integrada de energía” que produce y comercializa etanol, azúcar, combustibles y bioenergía, y es un ‘joint venture’ entre Royal Dutch Shell y el Grupo Cosan, primer holding privado de energía con presencia en Brasil desde 2011, y en la Argentina desde 2018.

La empresa se posiciona como “la segunda en venta de combustibles de la Argentina”, donde cuenta con más de 735 estaciones de servicio, con más de 12.000 empleados. Además, tiene una de las refinerías más importantes del país y una planta de lubricantes, modelo en tecnología.

Durante su discurso, el Presidente volvió a referirse a las desigualdades entre la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense. Y recordó que “un 17 de octubre, pero en 1945, salieron decenas de miles de personas de esta planta de Dock Sud y fueron a reclamar a Plaza de Mayo por la libertad de un hombre, para que reconozcan sus derechos”.

Sobre esto, advirtió: “Pasaron 75 años y todavía discutimos cómo hacemos para que a este Gran Buenos Aires le demos la igualdad que merece. Los números que dio el intendente (de Avellaneda, Jorge Ferraresi) demuestran la asimetría entre la Ciudad y el Gran Buenos Aires (GBA), y eso no nos puede dejar en paz con nosotros mismos. Hay que mejorar las condiciones de vida de todo este GBA, que durante todo este tiempo fue absolutamente olvidado”.

Fernández mencionó actos anteriores en los que inauguró hospitales y obras de viviendas que “se paralizaron en 2015”. Y resaltó: “En cuatro años el Gobierno se olvidó de la gente”.

Además, el mandatario argentino hizo referencia a una conversación que tuvo con la vicepresidenta el día de su asunción. “Cristina me dijo escuche a la gente, no lo que escriban”, recordó y aseguró que así lo hizo.

Del evento participó también el Gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof, quien ya cumplió con el periodo de aislamiento estipulado por haber sido contacto estrecho de un caso positivo de coronavirus. Durante su discurso, resaltó que “este es el modelo virtuoso que necesitamos para la provincia, el municipio y el país”.

El mandatario provincial contó que esta refinería, ubicada en la zona sur del conurbano bonaerense, tiene más de 90 años y que ha sido modernizada pero que este martes “se está anunciando la inversión más grande de la historia”.

A su vez, destacó que cuatro de las cinco refinerías que procesan el petróleo crudo de todo el país están en la provincia de Buenos Aires. Y detalló: “Somos un país que produce petróleo, lo refina y tiene muchísimas industrias que están vinculadas a los subproductos del petróleo”. Además, señaló que en el país hay “muchísimas empresas grandes y Pymes que hacen todos los bienes de capital que se necesitan para procesar el petróleo en el país”, y que muchas de ellas están afincadas en el territorio bonaerense. “Petróleo sin trabajo, es materia prima sin valor agregado y sin desarrollo”, subrayó Kicillof.

El Gobernador recordó que durante la gestión de Cristina Kirchner “se encontró petróleo y apareció el Estado, recuperando YPF y poniendo en marcha Vaca Muerta”.

“Ahora tenemos a los privados haciendo una inversión que va a servir para que Vaca Muerta no salga de las entrañas de la tierra y se vaya directamente al exterior, sino para que sea elaborado, procesado y convertido en valor agregado con trabajo argentino”, subrayó.

Un día después del banderazo del #12O, Kicillof señaló: “Digo esto porque estamos en un momento donde nos quieren pegar en el centro de nuestro futuro, que no es ni la seguridad jurídica, ni el clima de negocios, es algo más profundo: la autoestima de la sociedad argentina, de los empresarios y trabajadores, y de los dirigentes políticos”.

Sobre este punto, aseguró que el camino para sacar el país adelante es con “el trabajo, el capital, los recursos y la capacidad de la Provincia para crecer”. Y que no es “golpeando, criticando y todo el tiempo tirándonos abajo”.

El presidente del Grupo Cosan Rubens Ometto Silveira Mello, también celebró esta inversión y adelantó: “Queremos seguir invirtiendo en la Argentina, generando empleos y productos de calidad”.

Mientras que Teófilo Lacroze, presidente de Raízen argentina, aseguró: “Tenemos que apostar por el cambio y confiar que la Argentina va a seguir su camino de crecimiento”.

Este martes, a las 11, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, encabezó otro acto para anunciar inversiones, en el Centro Cultural Kirchner, junto al ministro de Cultura Tristán Bauer, y a la titular de la Anses Fernanda Raverta. Allí, se presentó el Plan Federal de Cultura y del programa Fortalecer Cultura, que implica un apoyo económico a artistas y trabajadores del sector.

 

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR