X

“El Gobierno no quiere asesorarse que sí o sí hace falta un sistema de lucha contra el fuego; un avión hidrante es clave”

De ese modo lo evaluó Sergio López, quien durante tres años estuvo a cargo de la administración del Aeropuerto Internacional Valle del Conlara.

Los incendios en las sierras de San Luis siguen avanzando.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 13/10/2020 22:47
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

En declaraciones al programa Otra Dimensión, que se emite por Radio Dimensión, Sergio López, quien además fue hasta 2017 el director del Ente de Desarrollo Aeronáutico de la provincia, opinó sobre la crítica situación que vive San Luis con el avance de los incendios.

La última semana, los focos descontrolados generaron cuestionamientos al Gobierno de Alberto Rodríguez Saá que insiste en que no comprará aviones hidrantes porque tiende a quién pedírselos. Él mismo explicó en una conferencia de prensa que no se harán adquisiciones porque la Nación cuenta con una flota con la que asiste a las provincias cuando llega la necesidad.

López comparó que con la infraestructura que tiene San Luis podría funcionar como lo hace la provincia de Córdoba, “que tiene sus aviones hidrantes y helicópteros de traslado”.

“San Luis podría tener algo así, y esa fue la idea cuando se creó el Ente de Desarrollo Aeronáutico. Cuando se inauguró la escuela de vuelo, en 2014, se empezó con un crecimiento importante en ese sentido; se pusieron en servicio aviones, y yo me encargué de traer aviones desarmados que tenía la provincia en Buenos Aires. Traje 10 motores que nadie sabía que estaban tirados”, recordó López.

En este sentido indicó que solo se armaron cuatro, los cuales se prepararon para la instrucción; y que por lo tanto hay otros que hasta el momento siguen desarmados en el Aeropuerto Internacional de Santa Rosa del Conlara.

“Se tuvieron muchos alumnos, llegamos a tener hasta 85, hasta que un día por cuestiones políticas nos pidieron la renuncia a casi todos. Se desarmó ese proyecto y ahora está todo en la nada, con pastos altos, y con pilotos de la provincia desperdiciados”, añadió en relación a la iniciativa que había impulsado el Gobierno que condujo Claudio Poggi.

“Esos cuatro aviones (los de instrucciòn) se podrían utilizar para la lucha contra el fuego. Hay toda una infraestructura gigante, de millones y millones de pesos realmente desperdiciados”, criticó.

López consideró que un “el avión hidrante opera en conjunto con los bomberos en tierra, y con un sistema de vigía, de observación que los ayuda a la previa, o sea a detectar el fuego rápidamente, dar el aviso para que se ponga en marcha el sistema y salga el avión hidrante a combatirlo”.

Y en este sentido consideró que tenerlo “es clave” en la provincia que sufre cada año el mismo panorama: “No importa si no lo pueden comprar porque no tienen dinero, lo pueden alquilar, pueden hacer convenios con los aviones que hacen fumigación, porque es el mismo tipo de avión, solo se hace un pequeño cambio para que la apertura de puertas sea más rápida y se habilita al piloto para que haga esa tarea”.

“El gobernador y la ministra dicen que tenemos aviones que vienen de la Nación, pero no siempre están predispuestos, a veces han tardado, al menos estando en mi función, entre 10 a 12 horas, o han llegado al otro día. No por mala voluntad, sino porque no hay una cantidad suficiente para cubrir a todas las provincias, y mientras tanto el fuego avanza muchísimo”, dijo en referencia a las declaraciones oficiales que salieron a responder después de los días más críticos de incendios en San Luis.

“Pregúntenle a un bombero, que trabaja en condiciones extremas, lo que significa que vaya el avión hidrante, es la salvación”, agregó López.

Y dejó en claro qué es lo que necesitaría la provincia para prevenir incendios incontrolables que arrasan con miles de hectáreas al día: “Un sistema con los aviones (de instrucción) haciendo observación y con un avión hidrante listo para salir. Sino vamos a seguir sufriendo pérdidas millonarias, también la flora y la fauna”.

“No sé por qué no quiere asesorarse de que sí o si hace falta un sistema de lucha contra el fuego provincial, efectivo, proactivo y que esté al instante en funciones”, agregó.

Acusó que la provincia “no le da bolilla” a la actividad aérea y apuntó: “Tiene infraestructura, tiene aviones, tiene gente al vicio. En su momento propuse armar uno de los aviones como ambulancia para la población, para que trabaje con la obra social de la provincia, o para trasladar de pueblo a pueblo a la gente. Y nunca hubo un sí, ni un más o menos. Está todo tirado en un hangar”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR