X

Condenaron a una banda que ingresaba drogas al país en encomiendas y las vendía en La Rioja

En la sentencia se estimó que en sólo dos meses de 2017 la banda habría ingresado más de 300 kilos de estupefacientes, a razón de diez kilos por envío.

La causa comenzó el 18 de agosto de 2017 a partir de una denuncia anónima.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 15/10/2020 16:59
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Una banda que ingresaba estupefacientes al país en encomiendas y los comercializaba en la provincia de La Rioja recibió condenas de hasta diez años de prisión.

Así lo resolvió el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de esa provincia, que condenó con penas de entre seis y diez años de prisión a cinco personas señaladas como responsables de comprar cocaína y marihuana en Bermejo, Bolivia, para luego ingresarla al país a través de servicios de encomienda.

Así, el Tribunal condenó a diez años de prisión a Wilder Sánchez Peredo en calidad de líder de la organización; a Juan Ramón Janco y Marisol Esqueti Choque, a ocho años; luego siete para Daniel Valeriano; y seis para Víctor Gallego, todas ellas de cumplimiento efectivo.

En la sentencia, y según confirmó el Ministerio Público Fiscal de la Nación, se estimó que en sólo dos meses de 2017 la banda habría ingresado más de 300 kilos de estupefacientes, a razón de diez kilos por envío, “lo cual revela la verdadera envergadura de la organización y su complejidad e intensidad criminal”.

La causa comenzó el 18 de agosto de 2017 a partir de una denuncia anónima que alertó que dos hombres irían a la terminal de ómnibus de La Rioja a retirar encomiendas con estupefacientes provenientes desde el norte del país.

La policía puso en conocimiento al juzgado y fiscalía federal, por lo que se dispuso un operativo con personal distribuido estratégicamente en el lugar, a la espera de las personas denunciadas.

Durante el procedimiento se observaron movimientos de personas en un Toyota Corolla y un utilitario Renault Kangoo, que ingresaban y salían de la terminal, para encontrarse a pocas cuadras y luego volvían a ingresar.

Uno de los ocupantes de estos vehículos (Valeriano) había además llegado vía transporte de larga distancia desde el departamento boliviano de Bermejo, y desde allí se había trasladado a Orán, de donde provenía el colectivo en el que viajaba, del cual se descargó una importante cantidad de encomiendas.

Al mismo tiempo, uno de los ocupantes del Corolla descendió del auto e ingresó a la terminal, y fue detenido mientras retiraba un envío en un box de la empresa Integral Pack.

Mientras tanto, el personal policial fue en busca de las personas que aguardaban afuera de la terminal y solo pudo ser detenido el conductor del utilitario ya que, al percatarse de la situación, el Corolla emprendió una veloz fuga por la ciudad.

En la terminal, los investigadores detectaron que la encomienda retirada por uno de los sospechosos contenía nueve kilos de marihuana y cuatro de cocaína, y que el detenido llevaba consigo cuatro DNI ajenos, entre ellos el de la persona a la que estaba destinada la entrega.

También se pudo saber que esta persona había retirado otros siete paquetes con las mismas características.

Luego de ser detenidas las personas que habían intentado fugarse, se allanó el domicilio al que se trasladaron repetidas veces, en donde se hallaron varios DNI, y restos de encomiendas con una carga total de sesenta y siete kilos de marihuana, oculta en mantas de polar camuflada con grasa de vehículos y papel aluminio.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR