X

Una docente de Villa Mercedes no puede regresar a la provincia luego de viajar a Córdoba por la muerte de su hija

Marina Carrara de 51 años fue hasta Río IV para cuidar a su hija que más tarde falleció. Desde entonces está varada y a la espera de que la autoricen para volver. Se lo niegan aun teniendo un hisopado negativo.

Marina Carrara.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 17/10/2020 09:39
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Carrara es una docente de Villa Mercedes que viajó el 22 de agosto a Córdoba para cuidar a su hija de 27 años. Pese a batallar duramente, la joven murió. En medio del duelo y tras desocupar el departamento de la chica, la mujer comenzó los trámites para la vuelta.

Con el resultado negativo del estudio PCR intentó cruzar el puesto fronterizo e intentar retomar su vida. Pero fue allí que se topó con la noticia de que no iba a poder entrar a San Luis.
La mujer está varada desde el martes en tierras cordobesas. Gracias a que la hermana y el cuñado la pudieron auxiliar el miércoles por la noche, ahora se encuentra en Laboulaye con el deseo de solucionar las trabas.

“Me fueron a rescatar porque estaba en La Punilla, sin tener acceso a Villa Mercedes que es donde vivo y trabajo. Por el momento San Luis no me autorizó el ingreso”, sostuvo en una nota a Cadena 3.

Lo cierto es que tras este impedimento deberá someterse a un nuevo hisopado porque el que ya tenía venció. Decidió acudir a una escuela del lugar (Margarita Silli de Caraballo) donde realizan testeos y le programaron un procedimiento para el domingo.

Una vez con los resultados en la mano avanzará con el trámite de ingreso nuevamente. “No podré pasar el Día de la Madre con el único hijo que me queda”, se lamentó.

“Sinceramente no sé si tengo garantizado el regreso con el test negativo. Me presenté ya con uno, con la declaración jurada, con todos los requisitos que ellos pidieron y no logré pasar, ahora no sé qué pueda pasar”, señaló.

Por otra parte, Graciela, hermana de Marina, indicó que en el caso de volver deberá hacer la cuarentena en La Punta pese a que “le habían prometido que podía hacerla en su casa ya que vive sola”.

“Ella sola en La Punta se muere de tristeza. No se niega a hacer nada pero quiere hacer la cuarentena en su casa. Necesitamos que la ayuden. Perdió a su hija hace un mes, está en pleno duelo. Una vez que falleció resolvió todos los temas de documentación, entregó el departamento y ahora se iba a su vivienda y resulta que no la dejan entrar”, subrayó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR