X

A tres años de la denuncia, la madre de una nena abusada sostiene que siguen las dilaciones en la Justicia

El acusado fue procesado hace casi un año, pero sigue en libertad. Desde el entorno buscan que se fije una fecha para el juicio oral. El padrastro pide la revinculación con la menor.

Desde el entorno de la pequeña solicitaron a la Cámara Penal que fije una fecha para el inicio del debate oral.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 20/10/2020 13:43
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Por estos días la familia de una nena abusada hace poco más de tres años continúa transitando los pasillos de Tribunales para que la causa avance y que haya una definición.

La denuncia fue radicada por la madre de la niña (hoy con seis años) el 23 y 24 de agosto del 2017, primero en la Comisaría 39° de la capital y luego ratificada en sede judicial. Pero hasta hoy el caso no está resuelto.

Desde el entorno de la pequeña solicitaron a la Cámara Penal que fije una fecha para el inicio del debate oral ya que “se cuenta con todo para dar comienzo”.

El abogado, Héctor Andina en declaraciones a El Chorrillero consideró que desde la defensa del acusado la intención es “dilatar la causa”. Entre las acciones que llevaron a cabo son “nueve recursos de apelación que todos fueron rechazados”.

“Hace una semana la Cámara de Crimen rechazó el último presentó la defensa. Los recursos están contemplados en el marco de la ley, pero en realidad es un abuso del derecho por cuanto van a usar todos los artilugios para dilatar”, sostuvo.

Según relató la mamá de la nena en el expediente, el hecho ocurrió en una vivienda del barrio Cerro de la Cruz y su perpetrador fue su “tío” (el hermano de quien era su pareja en ese momento).

Tras dos años, el lunes 26 de agosto del 2019 se conoció el procesamiento de Gonzalo López Camino Kall por el delito de “abuso sexual con acceso carnal”. La medida fue emitida por la jueza Virginia Palacios, quien está a cargo de la causa.

El expediente consigna que el “ataque sexual” sucedió en el baño de la casa, cuando el hombre bañaba a su sobrina, de por entonces 3 años y medio. En este sentido, dio cuenta que su hija le manifestó “dolor en la zona de sus genitales”.

También que “su tío le había pasado jabón y que por eso le dolía”. Esa situación motivó revisiones médicas que terminaron de comprobar la existencia de abusos.

Ante la demora de la Justicia, Andina consideró que “los tiempos de los procesos son muy lentos” y “mucho antes del inicio de la pandemia”.

En paralelo a la investigación penal, la ex pareja que le había otorgado su apellido a la nena solicitó una revinculación a través de un régimen comunicacional ante el Juzgado de Familia y Menores.

En la presentación hace hincapié en el periodo de crianza y la “relación afectiva”, más allá de no ser el padre biológico.

Para Andina, la solicitud es “absurda”. “Él negó que el hermano haya cometido el abuso. Esto produjo una ruptura en la pareja y desde entonces quiere reconectarse”, agregó.

Bajo este concepto, también indicó que el fin es “querer mejorar la situación procesal del hermano”.

La madre de la niña mantuvo un contacto con este medio y dijo haberse topado con Kall en varias oportunidades: “Quiero vivir en paz con mi hija, que pueda olvidar este episodio y vivir tranquila”.

“La Justicia es súper lenta, fue en el 2017 y él sigue con libertad. Salgo con miedo por ambos”, aseveró. Sobre Kall recae una medida de restricción.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR