X

Dos referentes en derechos LGBT+ consideran que los dichos del Papa representan un cambio pero no un avance

Esteban Paulón, director del Instituto de Políticas Públicas LGBT+, y María Rachid, miembro de la comisión directiva de la Federación Argentina LGBT, opinan sobre el pedido de Francisco para que haya una ley de unión civil para parejas gays.

Papa Francisco.
Actualizada: 21/10/2020 17:30
PUBLICIDAD

En un documental que se estrenó en el Festival de Cine de Roma, el Papa sostuvo que “las personas homosexuales tienen derecho a estar cubiertos legalmente”. Esteban Paulón y María Rachid reflexionan sobre el alcance de las declaraciones del excardenal Bergoglio. “Implica un cambio muy importante y un avance, si medimos desde donde venimos: una institución que ha negado históricamente los derechos de nuestras parejas y familias, que en muchos países apoya la legislación que penaliza con la pena de muerte la homosexualidad y que ha tenido una posición de encubrimiento ante los abusos sexuales por parte de personas de la Iglesia”, sostuvo el director del Instituto de Políticas Públicas LGBT+.

Sin lugar a dudas, para Paulón, el hecho de que por primera vez, un Papa establezca una posición favorable al reconocimiento de algunos derechos de las familias diversas, es un paso importante. “Yo diría un avance, pero no tanto porque creo que Francisco todavía no terminó de entender o aprender -desde el debate del matrimonio igualitario en la Argentina hasta ahora- que lo que planteamos desde la comunidad no es el acceso al paquete de derechos, sino el trato igualitario por parte de la sociedad”.

En la misma línea, María Rachid, advierte que si bien esta noticia va a generar un alivio para muchas parejas y familias en el mundo, porque va a permitir que se reconozcan derechos concretos como el de dejar una pensión o herencia a una pareja -mediante una unión civil- también el habilitarlo, constituye una estrategia para evitar el avance del matrimonio igualitario. “Lo que hace es impedir el acceso a la igualdad, y la igualdad como mensaje del Estado es una herramienta fundamental para luchar contra la discriminación”.

Además, la titular del Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires aclara que “no solo se trata de los derechos de los que se casan, sino de todas las personas de la diversidad. Que el Estado reconozca la igualdad ante la ley es un mensaje clave para trabajar contra la discriminación y la violencia”.

En ese sentido, ambos destacan que no es la primera vez que Francisco se pronuncia a favor de la unión civil. “Ya fue utilizada por Bergoglio cuando era arzobispo de Buenos Aires y se discutió el matrimonio igualitario en nuestro país. Él insistía -desde la Iglesia- en avanzar en el reconocimiento de derechos, para evitar que saliera la Ley del matrimonio igualitario”.

Por eso, Paulón aclara que ya en el debate de 2010 se hacía hincapié en que el reclamo histórico es por los mismos derechos, con los mismos nombres. “Si nos hubiéramos conformado con la unión civil que él apoyó en ese momento, no habría ley en la Argentina ni en los veinte países que después la aprobaron”.

De todas maneras, para los dos está claro que hacia el interior de la iglesia esto es un cambio de postura. “Para toda la comunidad LGBT+ que tiene una creencia o fe es importante porque pertenecer a una institución que reniega de uno, a veces es muy doloroso. Sentir que se empieza a abrir es un hecho importante”, dice el referente de la comunidad en el país.

Después de las repercusiones de la noticia que dio la vuelta al mundo, Paulón cree que hay que esperar para ver qué impacto tiene hacia afuera, en términos del rol que tiene la Iglesia en los países que hoy penalizan y criminalizan la homosexualidad. “Un primer punto que habría que discutir, incluso antes de los derechos familiares, es una condena concreta y firme a la violencia institucional. Por otra parte, ver qué pasa hacia el interior de la iglesia, donde sabemos que esta opinión es híperminoritaria. El debate no será fácil y con el tiempo sabremos si se traducirá en prácticas institucionales o quedará solo como una declaración de él”.

Más sobre: , ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR