X

Axel Kicillof: “No acepto que el desalojo en Guernica fue una represión”

El gobernador de la Provincia se refirió al proceso que puso fin a la toma de Guernica al considerar que fue “una respuesta muy novedosa y buena” porque pospuso todo lo posible el desalojo para lograr un trabajo que le dio soluciones a la mayoría de las familias.

El gobernador afirmó que él dio personalmente la orden de que no hubiera represión en el desalojo en Guernica.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 01/11/2020 13:24
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

El gobernador bonaerense Axel Kicillof reafirmó su compromiso “en nombre del Estado” a hacerse cargo de lo que “otras administraciones no asumieron”, como el déficit de viviendas en el distrito, y consideró que el proceso que puso fin a la toma de tierras en Guernica fue “una respuesta muy novedosa y buena” porque pospuso todo lo posible el desalojo para lograr un trabajo interministerial que le dio soluciones a la mayoría de las familias, consignó Télam.

“Los mismos que pedían sacar a la gente a gas y perdigón el primer día, después hablaban de violento desalojo”, ironizó Kicillof, para quien la oposición y los medios hegemónicos “trabajan para generar malestar”.

Además en la entrevista publicada por el diario Página 12, defendió la labor del ministro de Seguridad, Sergio Berni, encargado del operativo, que, opinó, “funcionó muy bien”.

“Dicen que fue desproporcionado, porque hubo muchos efectivos, eso fue una forma de evitar la violencia, los enfrentamientos cuerpo a cuerpo”, explicó.

Planteó que en Guernica “se dio una respuesta inédita” y aseguró estar “muy orgulloso de haberlo hecho de esa manera”, en alusión a los 40 días de negociaciones con los últimos ocupantes del predio, luego de que la mayoría aceptara una salida pacífica del lugar.

“En el conurbano hay 1800 asentamientos, eso habla de una deuda dolorosa de falta de vivienda”, analizó por otra parte.

Para Kicillof hubo un “abandono del Estado”, que generó “una olla a presión” en los años previos a su gestión. “En estos días hemos escuchado muchas palabras de Néstor. Yo les digo: vengo en nombre del Estado de la Provincia a hacerme cargo de eso que otras administraciones no asumieron”, afirmó.

El mandatario provincial señaló que llegó al poder “proponiendo una verdadera política de tierra y vivienda”, pero además se vivió el enorme desafío de enfrentar la pandemia de coronavirus.

“Desde la provincia no dimos una respuesta ni represiva ni de ejecución inmediata: pedimos una prórroga, montamos un dispositivo interministerial, que tiene pocos antecedentes”, sostuvo.

Kicillof insistió con que “se dieron muchísimas respuestas, y también se dio un compromiso de buscar una solución de fondo. Pero diciendo siempre que este no es el modo”.

En particular sobre el operativo de desalojo, fue taxativo: “Yo di la orden de que no hubiera ningún acto de violencia sobre los que estaban adentro, y así fue. Aun los que tuvieron la intención de generar actos de violencia. Porque había una intencionalidad política y una intransigencia muy clara”.

El mandatario aceptó que “una familia que va a una toma no está dando un paso feliz, es una situación de desesperación”, pero consideró que “dado lo complejo de toda la situación se dio una respuesta muy novedosa y buena”.

“Creo que se dio una respuesta inédita, y estoy muy orgulloso de haberlo hecho de esta manera. Cuando se agotaron las instancias de diálogo, cuando ya era claro que no había forma de encontrar esta respuesta, lo que quedaba era ejecutar la orden de la justicia y sin violencia. Eso también se logró”, concluyó el funcionario.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR