X

Trump comienza 48 horas maratónicas de mítines y Biden llama a votar desde Pensilvania

El presidente y aspirante a la reelección inició este domingo su prueba final con las grandes multitudes en sus últimas 48 horas de campaña, con cerca de diez mítines. Su rival, el demócrata Joe Biden, optó por permanecer en Filadelfia, desde donde llamó a votar, y su esposa Jill Biden se trasladó para un evento de campaña en Florida. El aumento de contagios de Covid-19 también se toma la recta final de la campaña y obliga a las autoridades locales a realizar cambios logísticos.

En Iowa, donde ambas campañas presidenciales compiten febrilmente, funcionarios locales señalaron que se preparan para que decenas de personas confirmadas con Covid-19.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 01/11/2020 19:35
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Son los dos últimos días de campaña previos al día D, cuando tras una tensa y atípica campaña electoral los estadounidenses definirán el rumbo que tomará la Casa Blanca y el país por los próximos cuatro años.

El presidente republicano Donald Trump da el todo por el todo intensificando sus mítines masivos, independientemente de las recomendaciones sanitarias para evitar una mayor propagación de la pandemia.

Cuando más de 91 millones de votos ya fueron emitidos, Trump intenta revertir las preferencias que muestran las encuestas a nivel nacional sobre el demócrata Joe Biden, aunque por poco margen de diferencia, con alrededor de 4 puntos porcentuales.

Entre tanto, el candidato demócrata decidió pasar este domingo en Filadelfia, Pensilvania, que otorga 20 importantes votos para elegir al ganador de la contienda, mientras su esposa Jill Biden hizo campaña en Florida, que entrega 29 puntos para los al menos 270 electores que debe lograr un candidato para ser declarado presidente. Se trata de dos de los denominados estados péndulo que, por no tener una preferencia marcada hacia partidos políticos, conquistarlos es crucial para asegurar el Ejecutivo.

Todo en un momento en que los casos de Covid-19 aumentan en este país, lo que ha obligado a cambios logísticos a la hora de votar en algunos estados.

Trump vs Biden, el todo por el todo en la recta final

El presidente Donald Trump lanzó este domingo lo que podría ser una prueba final sobre si las grandes multitudes en sus mítines se traducirán en votos a su favor o no, mientras recorre las últimas 48 horas de la campaña 2020 con una avalancha de eventos en estados que podrían decidir la carrera.

En una gélida mañana el mandatario precedió un evento frente a sus seguidores en Detroit, la ciudad más grande del estado Michigan, donde una vez más, destacó sus logros en materia económica antes de la aparición de la pandemia y atacó a su contrincante, a quien una vez más intentó vincular con la extrema izquierda latinoamericana. “Biden ha probado que es un títere de Castro. Voten por Trump”, publicó el mandatario en su cuenta de Twitter. Acusaciones que ya han sido desmentidas tanto por Biden como por su equipo de campaña.

Posteriormente, Trump se dirigió a Iowa y más tarde a Florida, estado en el que coincidirá con Jill Biden, la esposa de su contrincante quien también apelará al electorado por favorecer a los demócratas. Tras estas giras, al actual mandatario aún le quedan al menos siete mítines más hasta el lunes, según tiene previsto su equipo de campaña.

Por su parte, Joe Biden, fiel a su estilo y a su discurso de abordar las medidas de seguridad para mitigar la pandemia, se enfocó este domingo en Pensilvania donde sostuvo encuentros con comunidades religiosas y desde donde llamó a votar.

Pensilvania, además de ser su estado natal es uno de los que mayor cantidad de electores entrega para la suma final de votos en este país con un sistema de sufragio indirecto.

Filadelfia recibe una atención intensa por ser considerada un tesoro de votos demócratas, especialmente entre los votantes no blancos. Sin embargo, hace cuatro años, Hillary Clinton perdió Pensilvania por casi 45.000 votos. Según los analistas políticos, el mayor problema de la entonces candidata presidencial fue que perdió terreno ante Trump en otras partes del estado más allá de Filadelfia y sus suburbios.

El aumento de contagios de Covid-19 genera preocupación en los centros de votación

Un aumento en los casos del nuevo coronavirus en todo el país, incluso en estados clave del campo de batalla electoral, está creando preocupaciones de salud y logísticas crecientes para los votantes, los trabajadores electorales y los partidos políticos antes del día de las elecciones.

En Iowa, donde ambas campañas presidenciales compiten febrilmente, funcionarios locales señalaron que se preparan para que decenas de personas confirmadas con Covid-19 o potencialmente contagiadas voten en la acera. Es una opción que suelen utilizar los ciudadanos discapacitados y que ahora con la pandemia debe estar disponible fuera de todos los lugares de votación.

“No podemos permitirnos que el día de las elecciones sea un evento de gran propagación (del virus) en todo el estado y el país”, aseguró Stacey Walker, supervisora ​​del condado de Linn, por lo que animó a las personas a votar, pero manteniendo las medidas para protegerse a sí mismos y a otros.

El auditor del condado, Joel Miller, dijo que una mujer que reconoció tener el virus sufragó en la acera el jueves, en un centro comercial donde se lleva a cabo la votación anticipada. Los trabajadores electorales le dieron un protector facial y guantes y aislaron todo lo que tocaba, dijo.

Otros votantes que esperaban los resultados de las pruebas de Covid-19 o querían evitar la fila por razones de salubridad también emitieron sus votos de esa manera, Los auditores se alistan para un aumento importante el martes de personas que elijan esta opción hasta ahora poco utilizada.

Bajo esta modalidad, los residentes llaman a un número de teléfono para obtener ayuda desde su vehículo y se envía un equipo bipartidista de trabajadores electorales para ayudarlos a emitir su voto.

En una rueda de prensa la semana pasada, el secretario de Estado de Iowa, Paul Pate, dijo que su oficina distribuyó 145.000 guantes, 200.000 mascarillas y 11.000 marcadores de distanciamiento social, para que sean utilizados tanto por los votantes como por los trabajadores electorales.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR