X

Operan a Diego Maradona por un hematoma subdural en la Clínica Olivos

Se espera que sea intervenido alrededor de las 20. Su médico personal, Leopoldo Luque, estará a cargo del procedimiento.

Diego Maradona.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 03/11/2020 20:04
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Diego Armando Maradona está siendo trasladado desde el Sanatorio Ipensa de La Plata a la Clínica Olivos, donde este martes por la noche será operado por un hematoma subdural que le fue detectado más temprano.

El director técnico de Gimnasia es acompañado por su médico personal, Leopoldo Luque, quien estará a cargo de la cirugía prevista para las 20.

El traslado del Diez comenzó a las 18 a bordo de una ambulancia de medicina privada, la cual es escoltada por varios móviles policiales -entre patrulleros y motos- hasta el centro de salud de Olivos.

Anteriormente, decenas de hinchas de Gimnasia y admiradores del exfutbolista se dieron cita en la puerta del centro de salud de La Plata, donde esperaron para vitorear a Maradona al momento de su partida. También fueron miles las personas le expresaron su apoyo en las redes sociales bajo el hashtag #FuerzaDiego.

La derivación de Maradona se decidió en las últimas horas, mientras permanecía internado en el Sanatorio Ipensa, donde había ingresado el lunes por la tarde. Allí donde se le hicieron una serie de exámenes médicos, entre ellos, una tomografía computarizada, que detectó la presencia de la lesión.

“Diego está lúcido, comprende, está de acuerdo con la intervención. Está muy tranquilo. Es una hematoma subdural, es una cirugía de rutina”, explicó Luque en declaraciones a los medios.

Qué es un hematoma subdural

Se trata de una colección de sangre acumulada entre la cubierta del cerebro, conocida como “duramadre”, y el cerebro, propiamente dicho. Esta condición podría derivar, por ejemplo, en convulsiones o epilepsia.

En el espacio subdural donde se origina el coágulo, hay conjuntos de arterias y venas. Puede suceder que se rompa una de ellas y la sangre se junte en esa zona. Esa misma colección puede reunir aún más sangre y aumentar el volumen del coágulo que encima puede volver a sangrar si es crónico. De esa forma, la patología se reagudiza.

“Dentro de las patologías neuroquirúrgicas es la más benigna. La morbilidad podría aumentar si el paciente tiene otras enfermedades de base”, explicó a Con Bienestar el neurocirujano Pedro Lylyk (M.N. 44.976), director médico de la Clínica Sagrada Familia.

Según se informó, este tipo de lesiones pueden producirse por trauma o una contusión en la cabeza. También por diversos problemas en la coagulación de la sangre. Los síntomas más recurrentes son dolores de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, desmayos, confusión, problemas de dicción, debilidad muscular, dificultad para tragar, somnolencia y alteraciones en la memoria.

Se detecta a través de una tomografía computada o también por resonancia magnética, un procedimiento más extenso que demora entre 15 y 20 minutos.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR