X

Murió Fernando “Pino” Solanas a los 84 años

El embajador estaba internado por coronavirus en París desde hace tres semanas. Su estado se había agravado en los últimos días.

Fernando “Pino” Solanas.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 07/11/2020 08:52
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

El embajador ante la Unesco, Fernando “Pino” Solanas, murió este viernes en la ciudad de París, Francia, en donde cursaba la enfermedad Covid-19 desde hace tres semanas. Su estado de salud se había agravado en los últimos días.

La noticia fue confirmada por la Cancillería Argentina, a través de la red social Twitter, donde informaron que el dirigente “murió en cumplimiento de sus funciones como embajador” y destacaron que Pino será recordado “por su arte, compromiso político y su ética puesta siempre al servicio de un país mejor”.

El exsenador tenía 84 años y su labor diplomática lo había llevado hasta la capital francesa junto a su mujer, Ángela Correa, que se encuentra internada por coronavirus en el mismo centro de salud en el que falleció Solanas.Pino Solanas, un cineasta que tendió puentes con su época.

Durante los primeros días de su internación, el propio Pino se había reconocido como un paciente de riesgo y se anticipaba a una dura lucha contra este virus. “Amig@s sigo en terapia intensiva. Mi estado es delicado y estoy bien atendido. Sigo resistiendo. Con mi mujer, Angela, que también se encuentra internada, queremos agradecer los apoyos a todos. No dejen de cuidarse”, fue su último mensaje en la red social twitter.

De esta forma, la pandemia le puso fin a una de las figuras más artísticas de la política y con más foco político del mundo del arte. Es que Solanas se destacó como una figura multifacética que se inició como cineasta en la década del 60′ con films de alto voltaje político y con muchas críticas a lo que él llamó el “neocolonialismo”.

En 1968, en pleno gobierno de facto de Juan Carlos Onganía, Pino lanzó su primer largometraje, “La hora de los hornos”. Allí hacía una cruda descripción de los padecimientos de la clase obrera y daba cuentas de la violencia estatal que se vivía no solo en la Argentina sino también en América Latina.

Después, fundó el grupo “Cine Liberación” junto a su amigo Octavio Getino. Entonces, generaron una gran corriente artística que se vinculaba con organizaciones sociales locales y formaron una resistencia a la Dictadura.

Por si había dudas de su compromiso político, su segundo largometraje fue un extenso reportaje a Juan Domingo Perón de 1971, llamado “Perón: Actualización política y doctrinaria para la toma del poder”.

En 1975 la situación de Solanas en la Argentina ya era muy complicada: había sido amenazado de muerte por la Triple A y, según varios testimonios, sufrió un intento de secuestro. Es por eso que decide radicarse en París, curiosamente donde murió más de treinta años después.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR