X

Intendentes quieren que el Gobierno apruebe un protocolo para la apertura de la temporada turística

Coincidieron que el sector y los municipios “necesitan certezas de manera urgente” para avanzar en un plan estratégico para el verano.

Alberto Ferraro, Martín Olivero, Juan Álvarez Pinto, Juan Manuel Rigau y Daniel Orlando.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 07/11/2020 23:42
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Este sábado, Martín Olivero (La Punta), Alberto Ferraro (La Carolina), Juan Alvarez Pinto (Villa de Merlo), Daniel Orlando (Potrero de los Funes) y Juan Manuel Rigau (El Trapiche) se reunieron para apurar definiciones de parte del Gobierno provincial.

La inacción de la gestión de Alberto Rodríguez Saá impacta de lleno en sus municipios y les genera un problema porque el turismo es decisivo en la vida de sus pueblos.

Es por ello que, como intendentes, coincidieron en pedirle “certezas” y “definiciones urgentes”.

En la actualidad la actividad, que involucra a cabañeros, hoteles, gastronómicos, agencias de viajes y comercios, entre otros rubros, se encuentra en crisis por el parate de la cuarentena de 8 meses y la ausencia de medidas de medidas de auxilio de la Casa de Gobierno de San Luis.

Sumado a esto, la administración de Alberto Rodríguez Saá decidió no asistirlos económicamente (ni a ningún otro sector) para sobrellevar las mermas y mantener las fuentes laborales.

Tras la reunión que se desarrolló en El Trapiche, los intendentes compartieron un mensaje en común a través de las redes sociales y para diferenciar de lo que ocurre en San Luis, apuntaron que el Gobierno Nacional “ya ha dado señales claras” respecto al regreso de la actividad y generó herramientas que algunos pudieron acceder.

No solo hicieron hincapié en la importancia del sector para las localidades, sino que “también lo es para la economía provincial”.

La reunión se llevó a cabo en El Trapiche.

“Prestadores de servicios ya han sufrido pérdidas respecto a las provincias vecinas, algo que se vio principalmente reflejado en el programa Previaje, impulsado por el ministerio de Turismo y Deporte de la Nación, donde ante la falta de definiciones los turistas optaron por otros destinos”, sostuvieron.

En el país provincias como Mendoza, Buenos Aires, Salta y Santa Fe, ya se implementaron acciones para reactivar la actividad en medio de la difícil y delicada situación.

Otras como Corrientes decidieron abrir la llegada de turistas de toda Argentina bajo protocolos y requerimientos básicos.

Los intendentes señalaron que trabajarán de manera conjunta “para exigir que se aprueben los protocolos y propuestas, elaborados en conjunto con asociaciones civiles que nuclean al sector”.

“Tiene el fin de que se defina la apertura y quienes viven de esto puedan trabajar, a sabiendas que es una de las pocas que aún no ha sido habilitada”, manifestaron.

En declaraciones a El Chorrillero, Olivero apuntó a “la falta de previsibilidad de la autoridades provinciales” y la “carencia de políticas públicas” para abordar la problemática.

“Hay que trabajar haciendo una proyección en el turismo. No se puede decir ‘bueno, lo vamos abrir en enero’ porque a esa altura está todo definido, la gente que quiere ir de vacaciones ya reservó. Estamos muy preocupados porque se trata de un sector necesitado que el Gobierno no le dio absolutamente nada, ni créditos blandos, ni exención de pagos de impuestos, nada”, indicó y agregó que hubo ayudas municipales como la suspensión del cobro de tasas.

En esta línea también destacó que, en el caso de seguir con la misma tónica va a significar “más pobreza que la que hoy tenemos y mucho más desempleo”.

“Pareciera que no está en la agenda del Gobierno una actividad tan importante que genera cientos de puestos de trabajo”, dijo y añadió que, ejemplo de ello, nunca tuvieron una reunión con funcionarios de turismo.

Por otro lado, trazó un paralelismo con Buenos Aires que por estas horas se encuentra planificando la temporada turística.

“Mientras otros distritos están pensando la implementación de protocolos, nosotros estamos esperando, diciendo ‘vamos a ver si llegamos a Navidad. Hay que trabajar y diagramar, esa es la falla. Todo gira por una persona y los funcionarios acatan sin ningún tipo de objeción, es preocupante”, continuó.

Esta semana, diputados que responden a Rodríguez Saá rechazaron el tratamiento de un proyecto que pedía al Gobierno la implementación de un protocolo de turismo. La iniciativa había sido presentada por el interbloque San Luis Unido ante la proximidad de la temporada, la incertidumbre y el dramático contexto.

Sin embargo, el proyecto de declaración fue rechazado por 21 votos a 18 afirmativos. Además de los legisladores del Frente Unidad Justicialista, se pronunciaron en contra Bartolomé Abdala (Institucionalidad), Mario Alume (Resistencia Peronista) y Verónica Causi (Sanluiseños por el Cambio).

Desde el inicio del aislamiento hasta la fecha múltiples hoteles debieron cerrar, el último es el Hotel Inca de la capital. Su dueña decidió bajar la persiana y transformarlo en un alquiler de oficinas.

“Hay que realizar la apertura del turismo, a través de determinados protocolos, ponernos de acuerdo todos los municipios y avanzar en una estrategia”, culminó Olivero.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR