X

Mataron a un médico de 14 puñaladas en Villa María

Roberto Américo Mercadal era un doctor muy reconocido de esa ciudad por haber prestado servicios en la Justicia y en la Policía de la provincia.

Roberto Américo Mercadal, médico asesinado.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 08/11/2020 17:49
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Un hombre y una mujer irrumpieron el fin de semana en la casa de un reconocido médico en la localidad cordobesa de Villa María, lo apuñalaron catorce veces y se llevaron varias cosas pero menos de dos días después del asesinato los policías pudieron arrestarlos.

La víctima se llamaba Roberto Américo Mercadal, tenía 74 años, vivía solo desde que su esposa murió. Una de sus nietas fue la que encontró su cuerpo ensangrentado en su casa de la calle Roma al 100, en el barrio Santa Ana, de Villa María, a 150 kilómetros de Córdoba capital.

Desesperada por la situación, la nieta llamó de urgencia a una ambulancia, pero los médicos determinaron que había fallecido por la profundidad de las puñaladas. A los policías les indicó los objetos que faltaban de la casa de su abuelo y, con esos datos, salieron de inmediato en búsqueda de los dos sospechosos.

En menos de 48 horas, los uniformados pudieron individualizar, ubicar y detener a los acusados de matar al médico justamente porque todavía tenían en su poder parte de los elementos que habían robado de la vivienda luego de asesinarlo.

Por eso, la fiscal del caso, Juliana Companys, ya los imputó por el delito de “homicidio criminis causa”, es decir de haber matado a la víctima para poder facilitar el robo sin que quedaran testigo de los hechos ocurrido en el barrio Santa Ana.

Los peritos forenses realizaron la autopsia correspondiente sobre el cuerpo y le confirmaron a la investigadora que Mercadal recibió 14 heridas de arma blanca, que le produjeron la muerte. Ahora, la fiscal deberá recolectar más pruebas para poder avanzar con la pesquisa sobre los dos principales sospechosos.

Mercadal era muy reconocido en Villa María porque ejerció como cardiólogo y médico clínico y también prestó servicios como médico policial y forense justamente en la Policía y en la Justicia, que ahora investigan su crimen.

La Casa Balear, creada para mantener las raíces de las Islas Baleares de España en Villa María, lo despidió con mucho dolor en las redes sociales: “Hoy nos toca despedir a otro miembro de nuestra casa, el doctor Roberto Américo Mercadal, participante activo del grupo de teatro y miembro de una de las familias baleares más grande de nuestra ciudad. Nuestros saludos a todos sus familiares especialmente a su hija, Silvina, que fuera presidente de nuestra casa. QEPD”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR