X

Alberto Fernández despide a Evo Morales, quien regresa a Bolivia

Alberto Fernández despide en Jujuy al expresidente de Bolivia, quien a un año de comenzar su exilio volverá a su país tras la asunción Luis Arce.

Alberto llegó a La Quiaca el sábado al final de la tarde para despedir a Evo Morales.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 09/11/2020 10:46
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

El presidente Alberto Fernández y su comitiva desayunaban este lunes en La Quiaca, Jujuy, con el expresidente de Bolivia Evo Morales, quien hoy pondrá fin a su exilio de un año al volver a su país tras la asunción, este domingo, del presidente Luis Arce, perteneciente a su propio partido político, informó Télam.

Fuentes oficiales confirmaron a Télam que poco antes de las 9, la comitiva argentina “se dispuso a compartir un desayuno al que se sumó el expresidente de Bolivia Evo Morales, tras lo controles de salud”.El encuentro se realizaba en el Hotel de Turismo de La Quiaca, donde están hospedados desde ayer.

Está previsto que antes del mediodía Morales inicie una caravana de dos días para arribar el miércoles próximo al Trópico de Cochabamba, su tierra natal, a un año de haber sido forzado a renunciar a la presidencia de su país.

“Hoy es un día importante en mi vida, volver a mi patria que tanto quiero me llena de alegría”, expresó el expresidente boliviano en su cuenta de Twitter.

Fernández arribó anoche a esa ciudad norteña argentina, tras participar de la asunción de Arce, y dijo que “lo más tremendo que pasó en los últimos cuatro años fue la desintegración de América Latina”.

El Presidente agradeció a la gente de La Quiaca que, “pese al clima”, esperó su llegada durante “tanto tiempo” para saludarlo y renovó su mensaje de que, a pesar de la pandemia de coronavirus, el país “va a salir” y aseguró que ese momento está “cada vez más cerca”.

“Mientras tanto hay que cuidarnos y ser respetuosos de la enfermedad, que es muy perversa”, pidió Fernández.

Enfundado en un poncho, y haciendo uso de un barbijo, el Presidente se acercó a saludar a las personas -Adela, una vecina de 104 años dio el presente- que esperaban su llegada.

Sobre la caravana que emprenderá Morales, expresó: “Volverá a su casa, que es de donde nunca debería haber salido. Somos muchos los argentinos que lo que queremos y valoramos”.

Fernández arribó el sábado a las 18 a la base aérea “Guillermo Snopek”, distante a 10 kilómetros de la ciudad fronteriza de La Quiaca y fue recibido por el intendente Blas Gallardo.

Lo acompañaban el canciller Felipe Solá; los ministros Eduardo de Pedro (Interior) y Elizabeth Gómez Alcorta (Mujeres, Géneros y Diversidad); el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; el secretario de Comunicación, Juan Pablo Biondi; junto al senador Jorge Taiana y el diputado Eduardo Valdés.

Hacia la noche, salió a saludar a los pobladores puneños que aguardaban el contacto con el mandatario, en su primera visita a la provincia de Jujuy.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR