X

En estado de alarma por la segunda ola, Italia extendió las restricciones a otras cinco regiones

Las jurisdicciones sufrirán limitaciones a la actividad comercial y quedarán prohibidos los desplazamientos entre ellas. La situación en el resto de Europa.

Carabineros llevan a cabo controles durante el toque de queda en Roma.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 09/11/2020 20:11
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Ante el avance de la “segunda ola” de coronavirus, Italia decidió extender este lunes las restricciones vigentes para enfrentar la pandemia. Para ello, clasificó como “zonas naranjas” a cinco nuevas regiones, en las que quedarán prohibidos los desplazamientos internos y se limitará la actividad comercial. Mientras tanto, las cifras de infectados y de víctimas fatales generan cada vez más preocupación en Europa.

Frente al empeoramiento de la situación epidemiológica, el Ministerio de Salud italiano determinó que las jurisdicciones de Véneto, Liguria, Emilia-Romaña, Toscana y Umbria pasarán a partir del miércoles de “zona amarilla” a “zona naranja”, según informó el gobernador de Abruzzo Marco Marsilio en declaraciones a RAI.

De esta forma, las cinco regiones se sumarán a la isla de Sicilia y a la sureña Apulia en la segunda calificación de riesgo, que ya engloba a más de un tercio de la población del país.

Además de sufrir restricciones a las actividades comerciales, las zonas “naranjas” tienen prohibidos los desplazamientos entre ellas, de acuerdo con el último decreto del Gobierno del primer ministro Giuseppe Conte.

Desde la semana pasada, el Gobierno de Italia dividió a las 20 jurisdicciones del país en tres tipos de zonas, en base a un criterio de 21 indicadores analizados por la cartera de Salud. El objetivo de esta medida es evitar caer en una nueva cuarentena generalizada a nivel nacional.

Por otra parte, se dispuso el toque de queda nocturno, entre las 22 y las 5 para todo el territorio y la obligación de dictar clases a distancia para la educación media y superior.

Asimismo, las regiones de Lombardía, Calabria, Valle de Aosta y Piamonte fueron catalogadas como “zona roja”, lo que implica el cierre de sus fronteras y la suspensión de las actividades de restauración, entre otras medidas.

Apulia y Sicilia, en tanto, fueron designadas “zona naranja”, mientras que las otras 14 del país, entre ellas Lacio y su capital Roma, seguirán hasta el miércoles como “zona amarilla” o de bajo riesgo epidemiológico. A partir de entonces, Véneto, Liguria, Emilia-Romaña, Toscana y Umbria pasarán a la segunda calificación.

Con la decisión de este lunes, las personas en riesgo intermedio en Italia pasarán de las 8.976.706 actuales a 24.497.669: lo que equivale a más de un tercio de la población del país.

De acuerdo con el reporte de casos diarios, en las últimas 24 horas se registraron 25.271 casos de coronavirus y 356 víctimas fatales en todo el territorio. Así las cosas, los contagios totales ascendieron a 960,373 y las muertes a 41.750.

La situación en Europa

Además de Italia, son varios los países del continente europeo en los que aumenta día a día la preocupación por el avance de la “segunda ola” de coronavirus.

A pesar de haber decretado el estado de alarma hace dos semanas -que también incluye un toque de queda-, los indicadores en España son alarmantes. Desde que empezó la pandemia, registra 39.345 víctimas fatales y 1.381.218 contagios, según informó esta tarde el Ministerio de Salud. Los datos incluyen un aumento de 52.386 casos y 512 muertos el fin de semana.

En tanto, Francia reportó este lunes más de 20.000 contagios y 551 nuevas víctimas por COVID-19. Así, se consolida como el cuarto país del mundo con mayor cantidad de casos confirmados. Acumula 1.807.479 infectados y 40,987 muertos desde el comienzo de la pandemia.

También Reino Unido registra cifras de contagios superiores a los 20.000 casos diarios. Con 1.213.363 infectados, es el octavo país en cantidad de enfermos de coronavirus, y se ubica un puesto por detrás de la Argentina y a dos de España.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR