X

Un juez ordenó un allanamiento en la casa de un adolescente acusado de “tirar un huevo” a la casa del intendente de Justo Daract

La disposición tuvo lugar luego que el intendente Alfredo Domínguez hiciera una denuncia policial. El jefe comunal apuntó contra vecinos que protestaron porque el pueblo está sin agua.

El Intendente de Justo Daract, Alfredo Domínguez.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 10/11/2020 22:23
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Este lunes cerca de las 14:15, efectivos policiales llegaron a la casa de Vanina Herrera: llevaban la orden de un juez para allanar la propiedad.

El motivo era una “agresión” contra la vivienda del jefe comunal: puntualmente por “haber tirado un huevo” contra una de las paredes.

La disposición fue dictada por el juez de Instrucción Nº 1 de Villa Mercedes, Santiago Ortíz, para que la lleve adelante personal de la Comisaría N°18 (de la Unidad Regional II). Según figura en el oficio (05/20) el propósito era incautar ropa y accesorios de Axel (18 años), hijo de la mujer.

Buscaron un tapabocas negro con bandas elásticas, una remera mangas cortas blanca con una inscripción en el torso y un pantalón tipo cargo de color oscuro. Todo ello para identificarlo como uno de los “agresores”.

Resulta que, a la hora de acudir a la casa, los policías fueron informados por Herrera que el joven ya no vivía con ellos desde hace más de un año y que alquilaba un departamento.

En declaraciones a El Chorrillero la mujer relató cómo vivió el momento. Dijo que el principal sentimiento que la invadió fue “preocupación y bronca” por “ser tratados como delincuentes”.

“Me parece que el allanamiento es excesivo, una barbaridad, hay otras cosas mucho más graves que sí lo ameritan y no se hacen. Cuando le pregunté a los oficiales cuál era la razón, me respondieron que ‘era por problemas de la marcha’”, sostuvo.

Domínguez hizo la presentación luego de que decenas de vecinos realizaron una caravana en protesta a la falta de agua que, hasta la fecha, lleva semanas.

Hogares del pueblo se encuentran sin el servicio y otros sufren la baja presión. Es por esto que hacen malabares para conseguir el líquido y dependen del auxilio de los bomberos voluntarios que llevan y traen agua.

También se pronunciaron en contra de la suba de dietas para el próximo año.

“Domínguez hizo que nos trataran como delincuentes a través de esa orden. Ese es el sentimiento y la sensación al tener a policías en mi casa, gente alrededor, testigos, es un mal trago”, agregó Herrera.

Con el propósito de “no generar más inconvenientes”, el adolescente se comunicó con la fuerza de seguridad y les acercó las pertenencias que querían.

“Sentí un atropello a mi familia, fue un atropello muy grande”, consideró.

Respecto a la dificultad por la que atraviesan los vecinos ante el faltante de agua y los dichos de Domínguez en el que asegura que “hay servicio”, manifestó que son tratados de “mentirosos”.

“Para bañarte tenés que juntar agua, si es que lográs conseguirla porque si se corta sonaste. Tenemos que usar un balde para bañarnos. No podés usar la lluvia, pareciera que estamos en el 1800”, aseveró.

La mujer también utilizó las redes sociales para hacer un descargo. En su perfil de Facebook contó el episodio y se dirigió a Domínguez: “Somos una familia común, tranquila, respetable y tratás de ensuciar nuestro nombre como si no nos conocieras”.

“No tomes esto como un juego político porque siempre te apoyamos y hemos trabajado juntos. Quienes nos conocen como familia saben muy bien quienes somos”, publicó.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR