X

Córdoba: una beba de un año murió tras ser picada por un alacrán

La pequeña era oriunda de Monte Maíz, pero falleció en un hospital de la capital. Perdió la vida apenas 7 horas después de ser picada.

La beba sufrió la picadura en su casa y el efecto fue fatal.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 12/11/2020 11:49
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Una beba falleció durante el martes debido a la picadura de un alacrán. Tenía 1 año y medio.

Era oriunda de la localidad de Monte Maíz, ubicada en el sureste de la provincia de Córdoba. Tras observar lo ocurrido su familia la trasladó al Hospital Municipal Dr. José María Minella, donde le dieron los primeros cuidados, pero la pequeña empezó a sufrir una descompensación cardio-respiratoria.

En ese momento fue derivada al hospital de Bell Ville, pero debido a la complejidad del caso tuvo que ser trasladada de urgencia al Hospital Pediátrico de la Ciudad de Córdoba. Su cuerpo no soportó los efectos de la picadura del alacrán y falleció horas después.

La niña había sufrió el ataque del arácnido en su casa cerca de la medianoche del lunes y las consecuencias fueron graves de manera inmediata: su muerte se produjo alrededor de las 7 de la mañana del martes.

Cómo evitar accidentes con alacranes

*Recomendaciones del ministerio de Salud de Córdoba

En la provincia de Córdoba las especies de alacranes que se encuentran más frecuentemente son el Bothriurus bonariensis y el Tityus trivittatus. Si bien este último tiene un veneno peligroso, todos los alacranes son ponzoñosos, por eso siempre hay que tomar precauciones para evitar que ingresen al hogar, y acudir al centro de salud más cercano, en forma urgente, ante cualquier picadura.

Los alacranes buscan ambientes húmedos y oscuros, por lo que en el interior del hogar se esconden dentro de zapatos, entre la ropa de vestir y la de cama, en el trapo de piso, o en grietas en pisos y paredes. En el exterior de la vivienda pueden ocultarse en sitios donde se acumula basura o escombros, debajo de piedras y troncos, entre otros. Ante la presencia de un alacrán, es importante revisar toda la casa, y tratar de identificar el sitio por el cual pudo haber ingresado o en el que se está escondiendo, para así poder taparlo.

Ante cualquier picadura se debe acudir de forma inmediata al centro de salud más cercano; y siempre que sea factible, llevar el escorpión vivo o muerto para facilitar la identificación de la especie. Se puede aplicar hielo en la herida para calmar el dolor. No se debe apretar o perforar el área de la picadura, tampoco automedicarse o aplicar remedios caseros sobre la zona afectada.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR