X

Violencia policial en la cuarentena: esperan pericias a los teléfonos de los policías que actuaron en el caso Franco Maranguello

Los resultados informáticos mostrarán las comunicaciones que hubo entre los oficiales en el día de la muerte del adolescente.

Franco Maranguello.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 13/11/2020 10:33
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

El próximo 24 de noviembre se cumplirán siete meses del hallazgo del cuerpo de Franco Maranguello en una de las celdas de la Comisaría de Atención de la Niñez, Adolescencia y Familia de Villa Mercedes.

Desde ese entonces se llevaron a cabo medidas judiciales, aunque con cierta lentitud, según la familia. La investigación está a cargo de la jueza de Instrucción N° 3, Mirta Ucelay.

Esta semana llegarán los resultados de las pericias realizadas en los teléfonos de los efectivos policiales que se encontraban en la dependencia policial el día del hecho.

Desde comienzos de octubre los celulares se encuentran en La Pampa donde profesionales, a través del sistema informático Ufed, avanzan en las pericias en búsqueda de datos de interés de la causa.

En declaraciones a El Chorrillero, el abogado de la familia del chico, Gustavo Otegui, dio cuenta que el estudio arrojará “datos reveladores” que “ayudarán a acercarnos a la verdad”.

Además, hizo referencia a un episodio que involucró a uno de los agentes a cargo de la dependencia. Según indicó, en el momento que la magistrada les pidió los celulares, el policía dijo que “se le  borró toda la información”.

“Calculo que alguien mandó un mensaje, alguna foto, un informe, algo que tenían que esconder”, agregó Otegui.

Maranguello fue detenido en la puerta de su hogar en plena vigencia del aislamiento obligatorio y las salidas limitadas de acuerdo a la terminación del DNI. Le adjudicaron que había violado la cuarentena.

La versión de la Policía fue que la detención ocurrió por “sospechas de robo”, que llevaba “dos cuchillos entre sus prendas de vestir” y al momento de comunicar el caso informaron que fue un suicidio.

Desde un primer momento el círculo de Maranguello negó esto. Cuando la madre, Sandra Bravo, fue a buscarlo los efectivos le indicaron que lo hallaron con “la remera asida al cuello”.

La muerte del adolescente en una comisaría durante la cuarentena no fue la única que ocurrió en San Luis. El 5 de abril Florencia Magalí Morales fue detenida y encontrada sin vida horas después en la Comisaría 25° de Santa Rosa del Conlara.

Al igual que a Maranguello la Policía consideró que se trató de un suicidio. El hecho generó dudas y tras una ampliación del médico forense se conoció que el cuerpo presentaba marcas en sus rodillas y lesiones compatibles con autodefensa.

-¿En qué estado está la causa?

Estamos esperando las pericias de los teléfonos que deberían llegar esta semana. Creo que pueden arrojar algún dato revelador que nos ayude a acercarnos a la verdad.

-¿Datos reveladores?

Sí, porque el policía que estaba a cargo en esa oportunidad dijo que ‘se le borró la memoria el teléfono’. Fue el oficial que lo alojó en la celda, lo manipuló y estuvo a cargo. Cuando la jueza les pidió los celulares, el policía dijo que ‘se le  borró toda la información’”.

Calculo que alguien mandó un mensaje, alguna foto, un informe, algo que tenían que esconder. Finalmente el equipo fue entregado y ahora está en La Pampa.

Particularmente pedimos que se lleven a cabo a través del sistema Ufed. Se podían mandar a Mendoza, Buenos Aires y La Pampa, esta última alternativa era lo mejor en términos de tiempos y rapidez.  Fueron enviados los teléfonos del personal policial. Fueron enviados a principios de octubre y es por eso que es posible que surja alguna novedad en estos días.

Los aparatos de la familia los pusimos a disposición rápidamente y fueron sometidos a peritaje acá.

-Teniendo los datos en la mano, ¿pedirán imputaciones?

Con eso, más otros indicios que hemos logrado reunir vamos a pedir la imputación de algunos policías, aunque no quiero adelantarme.

-¿Cuántos policías hay involucrados?

Cinco, de los cuales tres son de la dependencia: dos mujeres y un hombre. Hay un cuarto que la mamá me informó que estuvo esa noche, aunque no podemos saber quién es. El quinto es una profesional.

-¿Se pudo reunir elementos de prueba de la comisaría?

La comisaría curiosamente no tiene cámaras y no tiene luz. Tampoco se sabe bien qué personal estuvo. Creo que parte de Criminalística ha actuado encubriendo.

-¿Hubo un encubrimiento mayor?

Sí, definitivamente. Hay hasta una profesional que denunciaremos y pediremos la imputación. Ella no debería haber cumplido ningún papel, pero intervino de manera inconsulta, fuera de la ley, efectuando interrogatorios, intimidando.

-En el momento que ingresa a la celda ¿había otros detenidos?

No. Cuando llevaron a otro detenido estaba Franco muerto.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR