X

El centro de San Luis a oscuras: estos son los sectores más afectados por la falta de luz

El problema de la falta de iluminación en la ciudad es real y repetido a lo largo de más de 200 cuadras, de una punta a la otra alrededor de las cuatro avenidas. Focos que no funcionan y falta de poda correctiva, conforman el combo de los problemas. De tanto reclamar, los vecinos terminan acostumbrándose a vivir sin luz en la puerta de su casa.

Por Julián Pampillón

Los múltiples reclamos de los vecinos del centro, los robos que sufren y la falta de respuestas dispararon un interrogante: ¿Es correcto el funcionamiento del alumbrado público? Solo basta caminar las principales calles para descubrir que las falencias existen, y también para comprender que transitar por la noche en algunas zonas en realmente peligroso.

El Chorrillero hizo un relevamiento dentro de las cuatro principales avenidas de la ciudad (España, Lafinur, Juan Gilberto Funes y Presidente Perón). Las recorrió de punta a punta, pasadas las 21, durante dos días seguidos. Con la recorrida comprobó dónde están localizados los principales puntos críticos.

El dato a considerar es que en lo largo de las 208 cuadras que tiene el centro, más de 70 luminarias no funcionan. El servicio de iluminación es otro déficit de la gestión de Sergio Tamayo.

Uno de los lugares más importantes que tiene la ciudad es la peatonal Rivadavia. Bueno, en ese trayecto también falta la luz. Al menos gran parte de esta semana, toda la red led se apagó. En total 22 luminarias dejaron de funcionar.

Este no es el único sector. Por Belgrano (a pocos metros de la Municipalidad), desde San Martín hasta Colón, hay 19 que quedaron fuera de servicio.

Caseros antes de llegar a avenida Illia.

El Chorrillero transitó las avenidas que rodean el ejido céntrico, de un extremo al otro. En todas ellas la presencia de luces led es mayoritaria. Pero más allá de eso, los focos sin iluminación dan cuenta de “manchas” de oscuridad en el asfalto y en las veredas.

Este medio también recorrió de norte a sur y de este a oeste. Otra zona que permanece en total oscuridad se ubica sobre Las Heras, entre Mitre y Chacabuco. Aunque el problema comienza en Lafinur.

Allí algunos focos (conocidos como vapor de sodio) dejaron de iluminar desde hace tres semanas, según dieron cuenta los vecinos. Pese a los reclamos y llamados, todavía no llega la respuesta.

Uno de los inconvenientes que repiten las luminarias es que gran parte son obsoletas. La iluminación amarilla y tenue no brindan la suficiente claridad.

Belgrano entre Rivadavia y Colón.

Además, hay tramos de la noche en el que funcionan y otros en los que no, tal como ocurre en Pringles y Falucho.

Sumado a esto, la poca poda correctiva hace que los árboles crezcan sin control y obstruyan tanto los postes como los focos flotantes que cruzan las calles.

Otras de las quejas tienen que ver con que, en cada tormenta o ráfagas de vientos fuertes, dejan de funcionar. “Sucede a menudo, cuando vemos que se acerca una tormenta sabemos que no tendremos luz por algunos días o semanas”, contó Alejandro que vive en la zona de Belgrano y Caseros desde hace dos años.

Ante este escenario, vecinos optan por otras herramientas. Algunos deciden invertir y comprar una luz led para ubicarla en la puerta de la propia vivienda. Otros deben utilizar la luz del celular para saber dónde están pisando.

Maipú desde Juan Gilberto Funes hasta Balcarce se transformó en una boca de lobo. La oscuridad es absoluta. El poco alumbrado público que existe es tapado por la frondosidad de los árboles por completo.

Colon entre Bolívar y Tomás Jofré.

Según describieron vecinos, el problema data de hace casi dos meses. Esto fue aprovechado por delincuentes hace unas semanas: rompieron el vidrio de un auto estacionado en la esquina y se llevaron el estéreo y documentos valiosos.

“Nos acostumbramos a la falta de luz. Más allá de que hagamos los reclamos seguimos igual”, explicó Manuel, y agregó que deben tener “cada vez más resguardos y precauciones” a la hora de circular.

El siguiente punto es toda una calle que permanentemente presenta problemas. Se trata de Colón que registra cerca de 12 luminarias apagadas. El tramo de Pedernera hasta España es el mayor.

Locales, departamentos y carteles otorgan la iluminación que falta.

Buenos Aires, Falucho, Constitución, Lavalle e Ituzaingó, a lo largo de sus extensiones, son otros puntos donde se concentra la oscuridad.

En toda la cuadra de Caseros, entre Illia y Lavalle, ningún foco funciona, así como tampoco en Maipú, entre Tomás Jofré y España.

Los cruces de Belgrano con Falucho y Chacabuco, 9 de Julio y el pasaje Blas Pareras, Chacabuco y Tomás Jofré, Rivadavia y Balcarce, Rivadavia y Pedernera, Mitre entre Las Heras y Bolívar completan el mapa de los puntos más oscuros, en el centro de San Luis.

Ituzaingó y Caseros.

Las luminarias obsoletas, otro problema.

Belgrano y Caseros.

Mitre entre Las Heras y Bolívar.

Fotografía: Marcos Verdullo – Video: Victor Albornoz. 

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR