X

Biden se centra en construir su gabinete mientras el desafío legal de Trump se desinfla

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, se centrará el martes en la formación de su equipo para la Casa Blanca, mientras que el presidente en funciones Donald Trump continúa con su cada vez más desgastada pugna legal por revertir el signo de su derrota en las elecciones del pasado 3 de noviembre.

Joe Biden presidente electo de Estados Unidos.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 17/11/2020 11:38
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Varios de los principales miembros que tomaron parte en la campaña electoral de Biden han estado discutiendo sus papeles en la transición hacia la nueva Administración, que tomará posesión el 20 de enero. Algunos de esos roles podrían ser anunciados el mismo martes, según una fuente familiarizada con el asunto.

Se espera que el congresista Cedric Richmond, el expresidente del Caucus Negro del Congreso que codirigió la campaña de Biden a nivel nacional, ocupe un alto cargo en la nueva Administración estadounidense, al igual que Steve Ricchetti, que durante mucho tiempo ha sido un asesor cercano de Biden, dijo la fuente. El movimiento de Richmond dejaría libre su asiento en el Congreso por el estado de Louisiana.

Jen O’Malley Dillon, quien se convirtió en la primera mujer que lidera una candidatura presidencial demócrata ganadora tras ser nombrada a principios de este año directora de la campaña de Biden, sería nombrada subjefa de personal, según informaron los medios de comunicación.

Ninguno de los potenciales nombramientos respondió a las solicitudes de comentarios. Un portavoz del equipo de transición de Biden rechazó hacer comentarios.

El demócrata Biden también se reunirá con sus asesores en una sesión informativa sobre las amenazas a la seguridad nacional. Trump, que no ha reconocido los resultados de las elecciones del 3 de noviembre, ha bloqueado el acceso de Biden a información clasificada de inteligencia, que normalmente se pone a disposición del sucesor presidencial en el periodo de transición.

En un anticipo de los desafíos a la seguridad nacional que heredará Biden, Reuters informó el lunes que Trump pidió la semana pasada valorar las opciones para atacar el principal emplazamiento nuclear de Irán, si bien finalmente decidió no dar tan drástico paso.

La problemática demanda de Trump en Pensilvania

Mientras tanto, el republicano Trump llevará su empeño por anular la victoria de Biden ante un tribunal federal del estado de Pensilvania, donde otro revés legal probablemente condenaría sus ya escasas perspectivas de victoria.

El juez de distrito de los Estados Unidos Matthew Brann escuchará los argumentos de la demanda del equipo de Trump, presentada el 9 de noviembre, que busca impedir que la principal autoridad electoral del estado ratifique a Biden como ganador.

Tras haber reducido el alcance del caso, el equipo de Trump se centra ahora en denunciar que a los votantes se les permitió de forma indebida hacer pasar las papeletas rechazadas por errores técnicos como “votos secretos” perdidos.

Otros tres abogados que representan al equipo electoral de Trump pidieron retirarse de la demanda el lunes después de que una prominente firma regional, Porter Wright Morris y Arthur, abandonara el caso la semana pasada. Un asesor legal de Trump tildó de “rutinario” este contratiempo de última hora.

Hasta ahora, los esfuerzos de Trump por hacer que los tribunales tiren las papeletas o retrasen la ratificación de los resultados en estados clave han sido derrotados con rotundidad. El lunes, la Comisión Electoral del estado de Wisconsin dijo que un recuento de votos costaría unos 7,9 millones de dólares, dinero que el equipo de Trump en ese estado tendría que pagar por adelantado si lo solicita.

Trump ha mantenido una actitud hosca y desafiante en las redes sociales, incluso cuando algunos prominentes republicanos del Capitolio y otros lugares han afirmado con cierta discreción que Biden debería ser considerado el presidente electo.

(*) Reuters

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR