X
PUBLICIDAD

Italia mantendrá las restricciones en Navidad ante el temor a una tercera ola de coronavirus

Según medios locales, el Gobierno aprobará un nuevo decreto en el que continuará la prohibición de salir de la regiones, el toque de queda y el cierre de los colegios en las zonas de alto riesgo

Foto EFE
Colegio cerrado en Milán.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 27/11/2020 17:03
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

El Gobierno italiano prepara el nuevo decreto que entrará en vigor el 4 de diciembre, con el que mantendrá la prohibición de salir de la región, el toque de queda y el cierre de los colegios en las zonas de alto riesgo, ante el temor de una tercera ola.

Según la prensa italiana, el Gobierno no autorizará demasiadas aperturas ante el temor de una tercera ola que sería devastadora para los sistemas sanitarios, pese a que se mantiene el descenso de los contagios y a que el pasado jueves, por primera vez después de meses, descendieron los pacientes ingresados en terapia intensiva.

Por ello, con el peso de los 800 muertos diarios, en el próximo decreto, que se debe aprobar antes del 3 de diciembre y que durará todo un mes, en las regiones consideradas zona roja y sujetas a un confinamiento ligero se mantendrá la prohibición de salir del domicilio si no es por trabajo, salud o emergencias.

Incluso, según los medios, se extenderá la prohibición de salir de la región también en las zonas amarillas, con menos restricciones.

El Gobierno tampoco permitirá la vuelta a los colegios hasta después de las vacaciones de Navidad. En las zonas rojas y en algunas regiones, los colegios se han cerrado desde el segundo año de la educación secundaria.

FOTO DE ARCHIVO: Trabajadora de una tienda de productos navideños. Roma, Italia. 10 de noviembre de 2020. REUTERS/Guglielmo Mangiapane

En las regiones de zonas amarillas estará autorizado trasladarse a las segundas residencias, pero sin sobrepasar las fronteras regionales.

La única concesión será la del horario de apertura de tiendas que debería extenderse hasta las 22.00 horas, pero no todos en el Gobierno están de acuerdo.

El Ejecutivo no cambiará su idea sobre la reapertura de bares y restaurantes, que actualmente están obligados a cerrar a las 18.00 horas, y así permanecerá a pesar de los pedidos por parte del sector que atraviesa una grave crisis.

Uno de los temas en los que aún no se ha puesto de acuerdo el Gobierno es el de las reuniones familiares. La sugerencia, ya que es imposible obligar en este caso, es invitar a los italianos a que no se reúnan más de 6 u 8 personas en una casa, siempre que formen parte del círculo familiar cercano.

Lo que parece ya definitivo es que no se abrirán las estaciones de esquí durante todo el mes de diciembre.

Mientras que también se espera que Italia apruebe que quienes pretenden salir del país y pasar el período navideño en el extranjero, cuando regresen tendrán que permanecer dos semanas en cuarentena.

CON INFORMACIÓN DE EFE

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR