X

Álvarez Pinto sobre la crisis del agua: “Los $10 millones que pagaron los vecinos merecemos que vuelvan a Merlo, mínimamente en obras”

El intendente se reunió con autoridades de la Cooperativa y del Concejo Deliberante para actuar en conjunto. El municipio paga mensualmente $900 mil al Gobierno provincial por lo cual plantearán que sea parte de la solución.

Foto: Facebook Juan Álvarez Pinto.
Cooperativa de agua en Merlo junto a Juan Álvarez.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 20/12/2020 09:21
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Ante la falta de suministro que sufrieron los vecinos de Villa de Merlo en los últimos días, este sábado se llevó adelante una reunión, convocada por el intendente Juan Álvarez Pinto con concejales e integrantes de la cooperativa.

“Debemos poner energía no tanto en buscar culpables sino en aunar esfuerzos y tratar de solucionar el problema”, planteó el intendente en una conferencia de prensa que dio junto al presidente de la cooperativa Marcelo Arias y las concejales Ana Nicoletti y Patricia Morandé al finalizar la audiencia.

Aclaró a los vecinos que el servicio “no es gratis” y mencionó que por mes la comuna debe abonar alrededor de $900 mil a San Luis Agua que el Gobierno provincial le descuenta al municipio de la coparticipación.

“En lo que va del año ya son $10 millones, solamente por consumir o usar agua de los arroyos”, explicó.

Álvarez Pinto hizo énfasis en que hace falta “inversión, organización y cubrir falencias que vienen hace muchos años”, y también marcó la necesidad de hacerlo “en conjunto”.

“Tenemos que empezar a generar el camino para soluciones a largo plazo. La semana que viene vamos a solicitar una reunión en conjunto a San Luis Agua planteándole esta situación. Entendemos que por esos $10 millones que han pagado los vecinos, merecemos que vuelvan a Merlo mínimamente en obras”, sostuvo el jefe comunal.

Por lo mismo subrayó que el organismo dependiente del Gobierno provincial “está en condiciones” de involucrarse, y que regrese “esos recursos” pagados mes a mes.

“Lejos de estar buscando responsabilidades, queremos una solución”, insistió, y tuvo en cuenta el bajo caudal de los arroyos por la sequía y las roturas en las estaciones de bombeo.

Transmitió que la conformación de una mesa de trabajo es una vía de salida del conflicto: “Hoy todos vamos a poner los esfuerzos en solucionar los inconvenientes. El agua es de todos y hoy nos está afectando a todos”.

De forma similar se pronunció, Marcelo Arias presidente de la Cooperativa de Agua. “Estamos viviendo una situación difícil, que también la están padeciendo otras provincias. Tenemos una planta de bombeo que nos está asistiendo bien, estamos trabajando en conjunto con la Municipalidad. Sabemos que nuestros arroyos se vinieron abajo y el caudal de estos últimos días ha sido prácticamente cero”, resumió sobre el panorama.

Afirmó que, si bien esta semana hubo precipitaciones y lograron mejorar el suministro, no se debe “dejar de lado” lo que está ocurriendo.

Coincidió en la necesidad de exponerle a San Luis Agua la realidad porque “tiene que ser parte”.

Al mismo tiempo, anunció que los cortes del servicio en adelante se harán entre las 20 y las 8. “Tenemos que dar un mensaje de madurez hacia la sociedad”, recalcó.

Por su lado, la presidenta del Concejo Deliberante, Ana María Nicoletti hizo alusión a la ordenanza vigente y consideró prudente hacer cambios por la antigüedad, ya que cuando fue sancionada, en el 2003, no existía San Luis Agua que “está cumpliendo un rol empresarial y se está llevando a lo largo del año más de 10 millones de pesos”.

Señaló que la Provincia realizó la obra de bombeo que actualmente “no estaría cumpliendo con los requerimientos”.

“Hoy se está haciendo cargo del mantenimiento con empleados municipales de cada una de las estaciones de bombeo. Se debe hacer un nuevo estudio acerca de esta obra porque escapa a la capacidad económica del Municipio”, apuntó.

Con respecto al sistema de bombeo señaló que “si bien toda la red está a cargo del Municipio, éste no tiene la capacidad económica para su mantenimiento y se convierte en un garante para el Gobierno de la provincia en cuanto que el agua sea pagada por la Cooperativa, pero el Municipio no recibe nada a cambio”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR