X

Denunció que quisieron secuestrar a su hija de 7 años en el Barrio República

El hecho sucedió en la mañana de este lunes cuando un sujeto en moto intentó llevarse a la menor.

Foto: Archivo.
Hubo preocupación en el barrio este lunes por la mañana.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 22/12/2020 01:09
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Alrededor de las 9:30 de este lunes, la alarma y la preocupación invadieron el Barrio República, en la capital sanluiseña, luego de que un hombre intentara secuestrar a una menor de 7 años, desde la puerta de su casa.

La niña estaba jugando en el ingreso cuando un sujeto que se conducía en una moto la tomó del brazo. En el tironeo, ella comenzó a gritar y logró escapar de esa situación. En ese momento su papá estaba en el comedor y sintió que algo pasaba.

“Ella estaba en la orilla del portón que se encontraba cerrado. Justamente yo había entrado a buscar unas herramientas de trabajo cuando escuché los gritos. Salgo inmediatamente y veo a un hombre en una moto yéndose”, explicó Benancio Ramírez, el papá de la nena, en diálogo con El Chorrillero.

El sujeto llegó preguntándole a la menor por el padre, y luego “la sujetó del brazo” con intenciones de llevarla, se pudo reconstruir luego del suceso.

“Le alcancé a ver el rostro porque tenía el casco, que era de color negro, en la mitad de la cabeza. Podría tener alrededor de 47 años, morocho y vestía un pantalón azul con una remera crema”, indicó.

También identificó que era una motocicleta tipo enduro, roja con blanco y que “en el asiento tenía el ojo de un gato rojo”.

Ramírez explicó que sacó el auto y salió a buscarlo. Recorrió la zona pero no lo encontró, y entonces decidió realizar la denuncia.

Del momento “no hay testigos” porque en los terrenos vecinos no vive gente, “están inhabitados”, según explicó.

“Frente a mi domicilio hay un campo. Esta tarde vino el dueño y me comentó que hace cuatro días, alrededor de las 7, vio a este hombre circulando por mi cuadra. Si se la llevaba, nadie veía nada”, expresó.

El padre hizo referencia a la poca seguridad que existe donde vive, y pidió que la Policía revise las cámaras “que se encuentran en la entrada del barrio”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR