X

Confirmaron la condena por abuso sexual de menores a Juan Ale, exjefe de la policía de Chubut

El también exdiputado fue detenido en su casa de Esquel y deberá cumplir ocho años de prisión. Su abogado pedirá que sea con arresto domiciliario.

El exjefe de la Policía de Chubut, Juan Luis Ale.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 23/12/2020 22:04
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Juan Ale, exjefe de Policía de Chubut y exdiputado provincial, fue detenido este miércoles en su casa de Esquel, donde esperaba -en libertad- la definición sobre su condena de ocho años de prisión por abuso sexual de menores. Finalmente, los jueces fallaron en su contra y la pena fue confirmada.

El defensor de Ale había apelado la sentencia de primera instancia por abuso deshonesto y abuso sexual gravemente ultrajante en perjuicio de dos menores, debido a que, su entender, la causa había prescribido: los ataques habían ocurrido desde fines del 1998 hasta 2001, cuando las víctimas, las hijas de su expareja, tenían 9 y 10 años.

La edad y el tiempo transcurrido había sido parte del debate, debido a que las hermanas, después de duros procesos, recién pudieron verbalizar y denunciar a su abusador en 2017. En septiembre de este año, el exjefe de la Policía fue condenado, aunque no fue a prisión: la Justicia aguardaba que el caso quede firme.

El tribunal de la Cámara Penal, integrado por Flavia Trincheri, Rafael Lucchelli y Adrián Barrios, confirmaron por mayoría la pena y deberá cumplirla.

Y, aunque Ale fue arrestado por pedido de la fiscal María Alejandra Hernández, podría ser beneficiado con prisión domiciliaria. Este jueves se realizará la audiencia que lo defina.

“Estoy conforme con la resolución del Tribunal, se lo llevaron detenido a la Comisaría de Esquel”, apuntó a TN.com.ar Fernanda, una de las víctimas del expolicía.

“Seguí toda la audiencia en el trabajo”, contó Belén, su hermana. “Y estoy sorprendida porque nos venían dando la espalda. Tengo un montón de sentimientos encontrados, ni bien me enteré, me largué a llorar”, siguió.

Belén siente que se sacó “un peso enorme”. “No sé cómo explicarlo. Una pierde sentido del mismo cuerpo, sigo viviendo con esa sensación de tener un cuerpo sucio. No puedo dormir con mis hijos porque no soporto que nadie me toque de noche”, reveló.

“Mañana va a ser la audiencia de detención, y aunque le den domiciliaria, este caso es un precedente hermoso para las víctimas”, señaló en referencia al duro camino que tienen que atravesar las personas que fueron abusadas hasta poder verbalizar los ataques.

“Hoy es un día de festejo. Es emocionante poder sacarse la culpa de no hablar antes y tener la esperanza de poder seguir sanado, pero sobre todo de poner sanar con mi familia y poder estar más conectados”, agregó.

“Me acaban de sacar algo de la espalda y no se dan una idea el alivio que produce. Es enorme”, cerró Belén.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR