El senador nacional y ex presidente Carlos Menem continuaba hoy en coma inducido tras haber sufrido una falla renal mientras cumplía dos semanas de internación en el sanatorio Los Arcos de la Ciudad de Buenos Aires.

Según trascendió, al riojano debieron practicarle el pasado miércoles diálisis, algo que se iba a repetir este jueves.

Desde que fue hospitalizado por una infección urinaria, tras lo cual sufrió un episodio de descompensación cardíaca, Menem se encuentra acompañado por su familia en el sanatorio Los Arcos, donde recibe atención médica permanente

El agravamiento del estado de salud del ex jefe de Estado, de 90 años de edad, se produce pese a que el domingo pasado su médico personal, Luis de la Fuente, había manifestado que la infección urinaria estaba siendo “superada”.