El presidente Alberto Fernández consideró hoy que el jefe del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner, “tiene todas las virtudes” para presidir el PJ bonaerense, lo cual reaviva la interna en el distrito más grande del país.

Muchos intendentes no quieren ceder en la tradición de que el presidente del PJ bonaerense sea uno de ellos, por lo que resisten la entronización del líder de La Cámpora, más allá del respeto que pueda haber por su figura.

Alberto Fernández minimizó las tensiones y brindó un mensaje de unidad, pero con un guiño explícito a las aspiraciones del hijo de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“Todos debemos hacer un esfuerzo y debemos estar juntos. Máximo, a quien yo quiero mucho, es un hombre preparado, un gran dirigente, con capacidad de diálogo. Tiene todas las virtudes para ocupar un cargo de esa naturaleza”, remarcó en declaraciones a Radio 10.

En otra señal que podría interpretarse como un respaldo a Máximo Kirchner, el jefe de Estado consideró que “el peronismo necesita abrirse, hacer un debate e incorporar nuevos elementos”.

“Es absolutamente razonable factible y hasta sería conveniente. Ahora los diarios muestran un debate y una pelea que no existe”, se quejó sobre las versiones que hablan de una pelea feroz por la conducción del PJ bonaerense.

En ese sentido, agregó que “no hay tales problemas” y atribuyó los rumores a “comentarios periodísticos”.

“Hay más comentarios periodísticos que problemas reales. Como en todos lados, no todos compartimos la misma visión. Eso es razonable, respetable y saludable”, señaló.

A su criterio, “lo que uno ve como debates o choques internos es el intercambio de posiciones que es natural en cualquier proyecto político”.

“Algo que nunca sucede en los partidos políticos es la idea del discurso único, del único tratamiento, porque todas esas cosas en verdad conducen a que finalmente uno termina frustrando el debate y, con eso, la política”, explicó.