X

Estallaron de indignación los vecinos con el intendente Tamayo por el agua negra y olor a podrido

Las redes sociales se hicieron eco de la bronca, la impotencia y los trastornos que vivió el vecindario durante el fin de semana de la Navidad. En las redes insinuaron que van a marchar en las próximas horas a la intendencia.

Foto prensa municipal - archivo
Intendente Sergio Tamayo.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 28/12/2020 00:39
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Vecinos de distintos sectores de la ciudad reflejaron en Facebook, Twitter e Instagram y mandaron a los medios de comunicación imágenes a partir de la noche del sábado y a lo largo del domingo del estado del agua que recibieron en sus hogares.

El suministro potable se había convertido en un líquido negro y con olor nauseabundo.

Es la segunda vez en menos de una semana que los puntanos sufren las malas condiciones del servicio. En 2020 convivieron con los cortes que en algunas oportunidades se prolongaron largos días.

Las críticas apuntaron a la falta de respuesta por parte de la gestión del intendente Sergio Tamayo, por la insalubridad que representa beberla y de no poder ni siquiera higienizarse.

A eso se sumó que este domingo la máxima alcanzó los 34º, según la Red de Estaciones Meteorológicas.

Durante la jornada reinó el silencio oficial. Recién a las 16:36 la oficina de comunicación comunicó que a las 20:30 los secretarios de Servicios Públicos, Diego Hernández y de Gobierno, Andrés Russo iban a ofrecer una conferencia de prensa.

Finalmente el intendente Tamayo estuvo con los funcionarios.

“Así sale el agua en mi casa, mugrienta y con olor feo, no es la primera vez que nos pasa, queremos una solución ya”, expuso una vecina en un posteo en su cuenta de Facebook al que acompañó con una foto que mostraba un vaso con líquido negro.

La Municipalidad días atrás emitió un comunicado en el que informó que el pico de consumo generó el problema ya que la planta no dio abasto. Asimismo, explicaron que hace más de “cuatro años” que no se realiza la limpieza y mantenimiento necesario “lo que generó que haya suciedades en el sistema que se elevaron al líquido con la falta de caudal”.

La realidad es que Tamayo ya cumplió su primer año de mandato.

“Señor intendente ¿Nos tomás de ignorantes a los puntanos? Mi viejo estuvo con vómitos y diarrea en el consumo excesivo del otro día ¿Y ahora que van a decir? ¿No hay nadie que haga nada respecto a este tema? Nunca en mi vida pasé ni viví esta situación así, ojalá tenga la dignidad de renunciar ya”, manifestó Fede Ricci.

Irma Perotti subió un video a su cuenta de Twitter y señaló: “Así sale el agua de la canilla en San Luis capital y nadie se hace cargo”.

“Estamos cerca de ser un país árabe, por el petróleo digo”, criticó Alberto con humor sarcástico.

Muchos sacaron fotos o filmaron con sus celulares las canillas de la cocina y el baño para reflejar.

El problema ocurrió en distintos sectores de la capital, pero el centro y zonas aledañas fueron las zonas más afectadas.

“El agua que sale en el centro da asco. ¿Alguien piensa hacer algo?, interrogó otra vecina.

En Facebook ya realizan una convocatoria para exigir la renuncia del intendente. La protesta será el martes a las 12 en la esquina de Belgrano y San Martín.

“El principal reclamo es por el agua altamente contaminada que circula por la red de agua potable. Hacemos de público conocimiento que el señor Tamayo es absolutamente responsable de cualquier problema de salud que tengamos los ciudadanos”, indicaron.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR