X
PUBLICIDAD

El Senado convirtió en ley el aborto legal

Con 38 a favor, 29 en contra y una abstención, la Cámara Alta aprobó la iniciativa del Gobierno. Claudio Poggi votó en contra, Eugenia Catalfamo lo hizo a favor y Adolfo Rodríguez Saá finalmente que había rechazo el proyecto en 2018, esta vez estuvo ausente y no votó.

En una votación menos ajustada de lo que se esperaba, el Senado convirtió en ley la legalización del aborto.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 30/12/2020 04:45
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Con estos números, se invirtió el resultado que se había dado en la votación en la Cámara Alta en 2018. En ese momento, el proyecto de la campaña por el aborto legal obtuvo 38 votos en contra y 31 a favor.

 

La sesión comenzó pasadas las 16 y se extendió por 12 horas, hasta que se votó en el recinto y en forma virtual a las 4:13.

Con 38 votos a favor, 29 en contra, una abstención y cuatro ausencias, esta madrugada se convirtió en ley el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo. El compromiso del oficialismo de hacer una corrección durante el proceso de reglamentación de ley fue el factor clave que destrabó el debate en el Senado y que estiró la diferencia de votos a favor del proyecto. Esta modificación no requiere ser aprobada por Diputados.

Se trata de los artículos 4 y 16. El cuarto establece que “las mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar tienen derecho a decidir y acceder a la interrupción de su embarazo hasta la semana catorce (14), inclusive, del proceso gestacional” y que “fuera del plazo dispuesto en el párrafo anterior, la persona gestante tiene derecho a decidir y acceder a la interrupción de su embarazo solo en las siguientes situaciones: si el embarazo fuera resultado de una violación”, o si “estuviera en peligro la vida o la salud integral de la persona gestante”.

El artículo 16, en tanto, modifica el artículo 86 del Código Penal sobre que “no es delito el aborto realizado con consentimiento de la persona gestante hasta la semana catorce (14) inclusive del proceso gestacional”. Fuera del plazo establecido, no será punible el aborto si el embarazo fuera producto de una violación o si “estuviera en riesgo la vida o la salud integral de la persona gestante”.

El el término “integral” era lo que trababa la aprobación de ley, porque algunos senadores, como el rionegrino Alberto Weretilneck, lo consideraban “demasiado amplio”, porque “termina erigiéndose como una regla y no como una excepción”.

A partir de que la senadora oficialista Norma Durango -al abrir la sesión especial como miembro informante y presidenta de la Banca de la Mujer- anunció que eso sería corregido por el Ejecutivo en la reglamentación de la ley, varios de los indecisos comenzaron a definir su voto favorable en sus exposiciones.

“Dada las inquietudes que generó ese cambio en la Ley original, hemos promovido en consulta con el con el Poder Ejecutivo para que, al momento de la promulgación, se observe parcialmente para dar claridad al objetivo de la propuesta que es mantener las causales de la interrupción legal del embarazo vigentes desde 1921 y quitar parcialmente la palabra integral”, afirmó Durango.

Cómo votaron los legisaladores de San Luis

Claudio Poggi (Avanzar San Luis) votó en contra, Eugenia Catalfamo (Frente de Todos) lo hizo a favor y Adolfo Rodríguez Saá (Frente de Todos) finalmente que había rechazo el proyecto en 2018, esta vez estuvo ausente y no votó.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR