X
PUBLICIDAD

Luis Miguel: su lujosa casa de Acapulco está en ruinas, sucia y abandonada

Un grupo de “tiktokers” ingresó a la propiedad que supo ser sede de descanso, fiestas y romances y mostró cómo está tres décadas después.

Mansión en Acapulco.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 03/01/2021 12:18
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Aunque Luis Miguel ha tratado mantener bajo absoluta reserva su vida privada, los medios siempre están atentos a los movimientos del Sol de México para mantener informados a sus fanáticos. Sin embargo, en el último tiempo, buena parte de su historia quedó al descubierto en la popular serie autobiográfica de Netflix, donde pudo verse, entre otras cosas, las extensas estadías de las que el artista disfrutaba en su mansión de Acapulco.

Construida en los años 90 sobre un terreno de 36 mil metros, en una zona de Acapulco, Guerrero, conocida como Playa Bonfil, tenía una privilegiada vista al Pacífico. Sede descanso, fiestas y romances, la casa con vista al mar era un verdadero paraíso, pero años después está en ruinas.

Así lo dejaron ver en una seguidilla de videos, un grupo de tiktokers que irrumpió en la propiedad a finales de diciembre del 2020. Las grabaciones fueron publicadas en el perfil de hugo_gzbn y no tardaron en viralizarse, pero hay una cuarta parte que solo aparecerá si logran llegar a los 50 mil “likes”.

“Acabamos de llegar aquí, a Acapulco, a la casa de Luismi abandonada, aquí en Diamante. Y ahorita vamos a ver si nos podemos meter”, dijo al comienzo del video el joven identificado como Hugo gzbn. Mientras recorren la mansión en busca de un lugar por donde ingresar, él captura todo con su cámara.

A medida que avanza el video, los tres amigos encuentran un acceso por unas escaleras que los conduce hacia la parte alta de la propiedad. A su paso se sorprenden con los amplios ventanales y el lujo de hace tres décadas, pero al llegar a la terraza, la vista panorámica al imponente mar es el principal atractivo. “Es un paraíso”, asegura el camarógrafo.

En un segundo video, Hugo y sus amigos logran acceder al interior de la mansión y entonces comienza el tour por la sala y el recibidor, repleto de muebles deteriorados por el paso del tiempo. Luego llegan al cuarto y de allí al balcón.

Hace tres décadas Playa Bonfil era un destino tranquilo y solitario. Años más tarde se convirtió en la zona Diamante de Acapulco, una de las más caras, volviéndose el lugar de descanso elegido por artistas, políticos y celebridades. El tumulto alejó al cantante. Hasta 2013 la propiedad parecía abandonada. Entonces, según la prensa local, comenzaron trabajos de remodelamiento para venderla y la propiedad fue adquirida por una inmobiliaria que pagó 8.8 millones de dólares.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR