X

El Gobierno analiza extender el cierre de fronteras con países limítrofes ante el aumento de casos

También sostendrían la prohibición de vuelos directos hacia y desde naciones en las que se haya detectado la nueva cepa.

El Gobierno analiza extender el cierre de fronteras con países limítrofes ante el aumento de casos.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 06/01/2021 10:27
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Preocupado por el rebrote de coronavirus y tras la confirmación de que el instituto Malbrán encontró en la Argentina una cepa de la variante de Río de Janeiro, el Gobierno analiza extender el cierre de fronteras con países limítrofes y sostener la prohibición de vuelos directos con aquellas naciones en las que se haya detectado esta nueva característica del virus.

La situación es analizada en conjunto por el Ministerio de Salud de la Nación, Interior, Jefatura de Gabinete y Seguridad, aunque la decisión final quedará en manos del presidente Alberto Fernández, que escuchará la recomendación del ministro Ginés González García.

La decisión administrativa que suspende los vuelos desde y hacia Gran Bretaña, Italia, Países Bajos, Dinamarca y Australia y cerró las fronteras con países limítrofes vence este viernes 8 de enero y según pudo saber TN.com.ar en base a fuentes oficiales podría extenderse por dos semanas más o hasta el 31 de enero. “Esperamos la palabra de Salud, que será determinante. Todo está en análisis”, le dijo a este medio una funcionaria de Gobierno.

En las últimas horas, la Casa Rosada recibió con preocupación la confirmación del Instituto Malbrán sobre la presencia en la Argentina de la variante de coronavirus de Río de Janeiro, Brasil. Así se lo confirmó a TN.com.ar la directora científico-técnica Claudia Perandones. En otras palabras, esta nueva cepa, que podría transmitir el virus con mayor rapidez, ya circula por el país.

La decisión de extender el cierre de fronteras encuentra diferentes posturas en el interior del Gobierno, aunque las partes coinciden en que la decisión final será de Salud. De concretarse, la resolución representaría un nuevo golpe económico al turismo, aunque en la Casa Rosada aseguran que no “temblará el pulso para garantizar la seguridad sanitaria de los argentinos”.

Un dato inquietante para el Gobierno es la falta de control sobre los argentinos que ingresaron al país en el último mes. Estas personas deben presentar un PCR negativo y permanecer 10 días aislados. Según consignó Clarín, durante diciembre llegaron 96.000 ciudadanos y se detectaron entre 2 y 3 casos positivos cada 24 horas en Ezeiza. La decisión final se tomará entre este miércoles y el jueves, ya que el viernes vence la resolución administrativa 2252/2020.

Por el momento solo se puede ingresar al país por Ezeiza, San Fernando o el puerto de Buenos Aires y por los pasos terrestres que se encuentran habilitados por la Dirección Nacional de Migraciones.

El martes, el ministro de Salud González García reconoció que la curva “viene más rápido de lo que se creía”. Fue luego de que se reportaran oficialmente 13.790 nuevos casos de COVID-19, la cifra más alta en 10 semanas. El funcionario criticó la falta de cuidados sanitarios básicos como la utilización de tapabocas o el distanciamiento social y advirtió que proliferaron las fiestas clandestinas, donde no se cumplen con estas normas. Esta clase de eventos representan un foco de transmisión muy importante del virus.

En cuanto a nuevas medidas restrictivas afirmó que el presidente Alberto Fernández “va a hacer todo lo que crea necesario”. Dijo que “no se descarta nada” aunque aclaró que no está en análisis un “toque de queda sanitario” y que no piensan disponer medidas “que restrinjan la actividad industrial y la comercial”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR