X

Alberto Fernández: “Por qué me tienen que hacer pagar a mí el precio que paga el mundo” por los alimentos

Se refirió a la medida de fuerza que harán desde el lunes entidades rurales. Pidió que entiendan que se está en medio de una pandemia y dijo estar “en una lucha” con la producción de alimentos local.

Los dirigentes rurales que lanzaron la medida de fuerza en rechazo al cierre temporal.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 06/01/2021 13:47
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

El presidente Alberto Fernández cargó este miércoles contra las entidades rurales que irán a un paro de 72 horas desde el lunes y dijo estar “en una lucha con la producción de alimentos en la Argentina” porque los productores le quieren hacer pagar a los consumidores los valores internacionales que perciben cuando exportan.

Reclamó, en ese sentido, que los dirigentes rurales que lanzaron la medida de fuerza en rechazo al cierre temporal de las exportaciones de maíz “entiendan” que el país está sumergido en una pandemia: “Yo no puedo seguir funcionando con la lógica de una economía normal, porque no estoy en una economía normal. Parémonos un minuto en el tema de los alimentos. Estoy en una lucha con la producción de alimentos en la Argentina”, sostuvo en declaraciones a Radio Con Vos.

Al respecto, Fernández analizó que “el mundo demanda alimentos, y entonces suben los precios de los alimentos, de la soja, del maíz, del trigo. Ahora, los productores argentinos producen en pesos argentinos. En esa producción en pesos argentinos hace casi dos años que no tienen aumentos de tarifas de luz y de gas. Han tenido un muy bajo aumento en los combustibles”.

Reseñó que algunas industrias alimenticias incluso han tenido la ayuda del programa estatal de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) en medio de la pandemia y planteó que los dirigentes de ese sector tienen que “que entender es que es una situación de emergencia y que en esa situación de emergencia tenemos que preocuparnos por los que menos tienen”.

El jefe de Estado dijo entender que la producción de maíz ha crecido mucho y que hay una gran oportunidad de exportar el cereal al mundo. Pero enfatizó: “Lo que no entiendo es por qué a los argentinos les tienen que cobrar el maíz del mismo modo que se lo cobran a otro que quiere pagarlo en otro lugar del mundo. Lo producen en Argentina, pagan sueldos en Argentina, pagan tarifas argentinas”

Y continuó: “¿Por qué tienen que hacerme pagar a mí el precio que paga el mundo? Por qué si el mundo demanda carne, que es lo que está pasando porque China se ha metido a importar y el precio se fue al diablo, los argentinos tienen que pagar el kilo de asado lo mismo que un chino, un francés o un alemán. Explíquenmelo porque no lo entiendo”.

En ese sentido, y como ya lo habia expresado en momentos del alza de precios de la carne al mostrador, que “por principio de solidaridad” plantea que se garantice a los consumidores argentinos los alimentos a un precio accesible y que el resto se exporte “al precio que se les dé la gana”.

“Esto me pasa con el trigo, con el maíz, con el girasol, con el aceite, con la carne. Es una discusión que estamos dando. Y también me pasó con la medicina prepaga”, finalizó. Con ese foco, el Gobierno comenzó a avanzar en las últimas semanas en negociaciones con la industria frigorífica de la carne y la del aceite para encontrar mecanismos que permitan desacoplar los valores internos de carne, aceites y pan de los precios internacionales de las materias primas.

En esa misma línea, resolvió quitar desde el 1° de enero las retenciones a las exportaciones a unas treinta cadenas productivas de las llamadas economías regionales, que “fueron seleccionadas en función de su bajo impacto en los precios internos de los alimentos”. según consta en los considerandos del decreto 1060.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR