La oposición demócrata en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos inició este lunes el proceso para un segundo juicio político al presidente Donald Trump al presentar formalmente el cargo del que le acusan, el de “incitar una insurrección” por su responsabilidad en la violenta irrupción al Capitolio del miércoles pasado.

Los demócratas, comandados por Nancy Pelosi, también presentaron una resolución que pide al vicepresidente Mike Pence que invoque la 25º Enmienda de la Constitución y saque a Trump de la Casa Blanca.

Sin embargo, los republicanos bloquearon una votación inmediata sobre la resolución, por lo que los demócratas siguieron con la introducción de un artículo de acusación contra Trump por “incitación a la insurrección”.

La resolución del ‘impeachment’ fue presentada formalmente durante una breve sesión de la Cámara de Representantes.

“Él también hizo deliberadamente declaraciones que alentaron -y previsiblemente resultaron en- acciones ilegales inminentes en el Capitolio”, agregaron los demócratas, refiriéndose al mitin celebrado por Trump en Washington antes de los disturbios.

Los demócratas tienen la intención de iniciar el procedimiento de juicio político amparándose en el artículo sobre la incitación deliberada a la violencia contra el Gobierno de EEUU y llevarlo a cabo de manera acelerada. Pero aun así es casi seguro que no podrá completarse antes del 20 de enero, cuando se prevé que Joe Biden asuma el cargo, puesto que debido a las vacaciones de Navidad la votación en el Senado sobre la destitución de Trump no será posible hasta el 19 de enero.

Sin embargo, la ley permite continuar el procedimiento de juicio político después de que finalice el mandato del presidente.

Si la Cámara de representantes inicia un juicio político contra Trump y el Senado lo destituye (incluso después de que termine su mandato), se le podría prohibir volver a ocupar cargos públicos, entre ellos el de presidente.