X

Tras la eliminación del cepo al maíz, el campo levantó el paro

La mesa de enlace decidió no continuar con la medida de fuerza. Se hará un monitoreo del abastecimiento interno.

Los productores agropecuarios se manifestaron en distintas rutas del interior del país desde el lunes, pero no extenderían el paro como estaba previsto.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 13/01/2021 14:58
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

El paro del campo concluyó este miércoles tras el levantamiento del cepo al maíz, que anunció el ministerio de Agricultura este martes. La Comisión de Enlace, integrada por Sociedad Rural, Confederaciones Rurales y Federación Agraria, más Coninagro -que no adhirió a la medida de fuerza- ponderó la actitud política de retrotraer las medidas que restringían las exportaciones, pero busca mayores precisiones sobre cómo se regularían el abastecimiento y los precios del cereal.

La medida de fuerza por tres días comenzó el lunes a las 0:00 hs y, aunque en ese mismo momento el Gobierno comunicó una flexibilización de las restricciones, la autorización parcial de vender al exterior 30.000 toneladas diarias fue considerada insuficiente por los productores rurales y se mantuvo el cese de comercialización. Además de las cuestiones cuantitativas, se cuestionó tanto el momento y forma del anuncio, como la falta de garantías de transparencia en la asignación de ese cupo.

Con todo, el diálogo y posterior acuerdo alcanzado entre funcionarios de la cartera agropecuaria, encabezados por el ministro Luis Basterra, y representantes de la cadena del cereal, que conformaron una Mesa Intersectorial del Maíz, y el compromiso público-privado de buscar mecanismos para asegurar el abastecimiento interno sin restringir el comercio exterior, abrió el camino para disipar el conflicto

“El Gobierno asumiría el compromiso de establecer reglas de juego en comercio exterior por tres años si se logra establecer el fideicomiso (registros, derechos de exportación)”, dijeron desde la flamante Mesa Intersectorial del Maíz, un nucleamiento de 27 entidades, cámaras y federaciones de la cadena del cultivo, en el que participan Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Coninagro y Federación Agraria Argentina (FAA), como las bolsa de cereales y de comercio, Maizar, los productores porcinos, lácteos, avícolas, feedloreros, exportadores, semilleros, acopiadores, entre otros.

Las bases del acuerdo

En la reunión realizada en el ministerio de Agricultura se repasaron los acontecimientos de los últimos días y se manifestó la discrepancia de la referentes de la Mesa Intersectorial del Maíz con los métodos y los anuncios realizados. Criticaron la “interrupción de la corriente de diálogo público privada que bien pudo haber sido utilizada para buscar soluciones sin entrar en intervenciones de mercado”.

Asimismo, expresaron la necesidad de contar con definiciones sobre la política que tendrá el gobierno para el sector, y en particular sobre el tema precios en el mercado interno (incluyendo el sistema de ajuste), abastecimiento y comercio exterior.

La agenda planteada por el Gobierno, fue confirmar la necesidad de un trabajo conjunto en la búsqueda de mecanismos que permitan desacoplar los precios internacionales del mercado doméstico, evitando el impacto negativo en precio de alimentos y consecuentemente inflación. En todo momento remarcaron el compromiso de trabajar en herramientas tendientes a evitar medidas intervencionistas o regulatorias priorizando la búsqueda de acuerdo entre la cadena comercial.

Al respecto, las autoridades públicas propusieron retirar los topes diarios de registros de maíz con un compromiso de monitoreo de los saldos exportables que garanticen el abastecimiento interno.

Como una de las herramientas se propuso al FOGAR, Fondo de Garantía Argentino, bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo, que podría ayudar en la adquisición de maíz en el corto y mediano plazo para los procesadores del mercado interno. También se analizaron otras alternativas, inclusive en mercado de capitales (descuento cheques/pago diferido) y líneas de crédito con entidades bancarias a tasas subsidiadas –en cuyo caso habrá que trabajar en segmentación por tamaño y a mediano plazo. En este punto, se trabajará en las necesidades por sector.

Además, se planteó la posibilidad de un fideicomiso que pueda compensar los desfasajes. En este sentido, se propuso que el sector privado desarrolle la propuesta considerando que es una herramienta .En ese sentido, los representantes de la Mesa Intersectorial del Maíz propusieron que se destine parte de la mayor recaudación que habrá por mejora de precios internacionales, respecto lo previsto en el presupuesto nacional.

También se planteó la importancia de que se trate el proyecto de ley propuesto por el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) antes de marzo, como un incentivo a crecer en producción.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR