X

Los memes tampoco tuvieron piedad con Boca: goleada en las redes sociales

Muchos hinchas de River, entre otros, aprovecharon la eliminación del Xeneize para burlarse en Twitter e Instagram.

Boca una vez más ve frustradas sus aspiraciones de llegar a la séptima Copa Libertadores.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 13/01/2021 22:46
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

¿Pierde Boca? Hay memes. ¿Pierde River? También. En tiempos de redes sociales, los hinchas se escudan en Twitter e Instagram para burlarse de su eterno rival.

Esta noche fue el turno del Xeneize, que perdió 3 a 0 con Santos en una noche para el olvido y vivió en carne propia cómo se le derrumbaba la ilusión de llegar a una nueva final de la Copa Libertadores.

Lo curioso de esta eliminación Xeneize, que una vez más ve frustradas sus aspiraciones de llegar a la séptima Copa Libertadores para alcanzar a Independiente como el más ganador de este certamen, fue que llegó a Brasil para definir la serie ante el conjunto santista con mucho mejores perspectivas que el Millonario.

Sin embargo a los dirigidos por Miguel Ángel Russo les quedó muy lejos la posibilidad de acceder a su duodécima final copera durante los 90 minutos del partido desarrollado en el estadio Urbano Caldeira, de Vila Belmiro, publicó TN.

Es que ya al minuto de juego Marinho había estrellado un zurdazo bajo contra el palo derecho del arco defendido por Esteban Andrada, al que cada vez que le patearon al arco le convirtieron.

Y la primera vez que ocurrió eso fue apenas sobre el cuarto de hora, cuando el venezolano Yeferson Soteldo, la figura de la cancha, remató bajo, hubo un rebote que ningún defensor de Boca procuró interceptar, y Diego Pituca, con una defectuosa media vuelta de zurda terminó introduciendo el balón mansamente contra el palo izquierdo.

Ese revés tendría que haber despertado al conjunto argentino, pero nada de eso pasó en la media hora restante de esa primera etapa, en la que sin hacer demasiado, apenas con un mejor control del balón, Santos se fue al descanso acumulando méritos para disfrutar de la ventaja.

Claro que era imposible que Boca pudiera invertir la carga apropiándose del balón y conduciéndolo hacia el arco de Joao Paulo, reemplazante del titular John, que estuvo en el 0-0 de la Bombonera pero se volvió desde Buenos Aires contagiado de coronavirus.

Y esa imposibilidad radicó en que al decidir Russo colocar a Diego González y Jorman Campuzano como volantes internos, Franco Soldano de punta y Eduardo Salvio y Sebastián Villa corriendo por los costados, la ecuación negativa era sencilla: al equipo le faltaba fútbol.

Y no solamente de juego carecía el “xeneize”, sino que era inofensivo dentro del área rival por la insistencia de Russo en utilizar a Soldano como un extraño “nueve de marca”, que corre por todos lados tratando de molestar la salida del rival desde el fondo, pero al hacerlo sin acompañamiento (Carlos Tevez no está ni de cerca para eso) termina sucumbiendo en la inoperancia.

El que trató de darle una mano en esa empresa fue Salvio, pero al abandonar su posición para hacerlo, por falta de “timming” para eso y más allá de que en el mundial de Rusia justamente el extécnico de Santos, Jorge Sampaoli, lo puso de lateral derecho en el seleccionado argentino, en su primera intervención defensiva terminó amonestado.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR