X
PUBLICIDAD

Van a demoler el edificio que explotó en Madrid tras una fuga de gas

Las plantas superiores quedaron destruidas después del estallido. Hay al menos tres muertos. Uno de ellos un técnico de 35 años que se acercó “para dar una mano”.

El operativo de demolición empezará por la mañana.
Actualizada: 21/01/2021 10:20
PUBLICIDAD

El alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida informó que la demolición controlada de las plantas superiores del edificio donde se produjo una explosión en pleno centro de la ciudad comenzará el jueves a primera hora. Al menos tres personas murieron y 11 resultaron heridas tras el estallido, que habría sido causado por una fuga de gas.

El episodio ocurrió este miércoles poco antes de las 15 y se escuchó a kilómetros de distancia. Según Emergencias Madrid, todo apunta al gas como la causa del estallido, algo confirmado por el alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida, quien explicó que el origen podría haber sido una explosión en los departamentos de la parte superior del edificio. La estructura quedó destrozada y permaneció en llamas durante las cuatro horas siguientes.

En ese sentido, desde Emergencias Madrid informaron que no era prudente intervenir inmediatamente porque, si se apagaba el fuego, podría haberse producido un embolsamiento de gas, lo que hubiera afectado la estabilidad y estructura del edificio. Tras el episodio, se registraron paredes caídas, agujeros en los techos y ventanas reventadas. Vecinos y personas que pasaban por el lugar colaboraron para limpiar la zona rápidamente para que los equipos de emergencias pudieran acceder a la zona del incidente.

Fuentes policiales indicaron a El País que la explosión se produjo cuando se revisaba la instalación de gas en la parte posterior del edificio, donde la caldera funcionaba mal hace varios días, pero el temporal Filomena había obligado a retrasar el arreglo. El estallido tuvo tal magnitud que retumbó en un radio de un kilómetro.

Sin embargo, la tragedia podría haber sido mayor, dado que en el edificio está la residencia de varios sacerdotes, locales parroquiales y de la organización humanitaria Cáritas. Además, se ubica al lado de un centro de adultos mayores y un colegio. Uno de los heridos es un sacerdote que estaba en el lugar. Lo trasladaron a un hospital con quemaduras graves. Otras tres personas también fueron derivadas a centros hospitalarios con lesiones de menor gravedad.

Según la información oficial, las tres víctimas fatales son varones. Uno de ellos, David Santos Muñoz, era un electricista de 35 años, padre de cuatro hijos, que se había acercado al lugar para “dar una mano” con la fuga de gas. El presidente del Gobierno español Pedro Sánchez publicó más tarde un mensaje en las redes sociales, en donde indicó: “Desgraciadamente tenemos que lamentar la muerte de varias personas en la explosión de la calle Toledo. Acabo de hablar con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, para expresarle mi apoyo y solidaridad”. Los Bomberos continuarán con los trabajos a primera hora del jueves.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR