X
PUBLICIDAD

El defensor oficial pidió archivar la causa

El defensor de Pobres y Ausentes entiende que “no existió ningún delito” en torno a la muerte de Florencia Morales que sucedió en una comisaría del interior de San Luis. Hay un pedido de indagatoria a policías.

Foto El Corredor
Defensor de Pobres y Ausentes, José Francisco Pérez.
Actualizada: 21/03/2021 10:19
PUBLICIDAD

La semana terminó con un nuevo movimiento en torno al caso Florencia Magalí Morales: el defensor de Pobres y Ausentes, José Francisco Pérez pidió archivar la causa por la “inexistencia de pruebas y motivos que profundicen la investigación”.

La solicitud de que se cierre el caso fue elevada al fiscal de la causa, Roberto Silvestre y será el juez Penal, Jorge Pinto quien dará o no lugar.

Esta presentación por parte de Pérez sucede luego de que llegaran a la provincia los resultados de las muestras que habían sido enviadas a La Pampa para ser peritadas por expertos.

La semana pasada se recibió el informe del médico forense de aquella provincia, Juan Carlos Toulouse. Sostuvo que no se pudo determinar los causales del deceso por el avanzado estado de putrefacción y mal estado de conservación de las muestras.

Sin embargo, sostuvo que se “debe continuar con la investigación”.

La solicitud del defensor José Francisco Pérez tomó por sorpresa a la familia de la mujer que vivía con sus hijos en Santa Rosa del Conlara. El abogado que los representa, Santiago Calderón Salomón, consideró que “hace mucho ruido este tipo de acciones porque no sospecha de ningún delito” sobre todo “con las pruebas, testimonios y demás cuestiones”.

“Es fuerte porque niega el incumplimiento de funcionario público cuando está totalmente comprobado que la Policía tenía a Florencia dentro de la comisaría bajo su custodia. Niega también la privación ilegítima de la libertad, para él tampoco hay lesiones y ni hablar de femicidio o de abuso”, advirtió.

Morales, de 39 años, fue encontrada sin vida el domingo 5 de abril en plena cuarentena dentro de una de las celdas de la Comisaría 25. Ese día no le correspondía circular por su terminación de DNI, pero salió a comprar alimentos para su familia.

Desde un principio la Policía adjudicó el deceso a un suicidio, pero el círculo cercano de la mujer siempre descreyó de esto.

Florencia era oriunda de Las Heras, Mendoza, y se había radicado hace unos años en Santa Rosa del Conlara. Vivía con dos hijos y una nieta.

Calderón Salomón señaló que, más allá de todo, “era esperable el pedido y puede ser parte de la estrategia”.

Por otro lado, consideró “contradictorio” el pedido ya que en la provincia “existe una bajada de línea para la Justicia y los abogados tengan un abordaje con perspectiva de género”.

“Que en este caso el defensor plantee el archivo de una causa donde hay una violenta muerte de una mujer en una comisaría, hace mucho ruido también”, aseveró.

En la actualidad el caso no tiene ningún procesado y las demoras en el avance de la investigación fue un problema que siempre señalaron.

Solicitud de llamado a indagatoria

El pedido fue presentado por Calderón salomón junto a Federico Martín Putelli y apunta a todos los efectivos policiales que estuvieron presentes en la guardia de la seccional.

“Existen elementos de prueba suficientes y bastantes para considerar que han cometido diversos delitos”, puntualizaron y añadieron que “existe semiplena prueba que ameritan un procesamiento”.

Buscan que el llamado se encuadre en los delitos de “privación de la libertad en ejercicio para la función pública y tareas de seguridad”, “abuso de autoridad” y “omisión de auxilio por funcionario público”

Entre las consideraciones sostuvieron que “hubo omisión de investigación con perspectiva de género”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR